Congreso amplía estado de emergencia en regiones chilenas

·2  min de lectura

SANTIAGO (AP) — El Congreso chileno extendió el martes la vigencia del estado de emergencia en dos regiones del sur del país afectadas por una escalada violenta, una medida que permitirá al presidente Gabriel Boric usar a las fuerzas armadas en la protección de los habitantes y el resguardo de las rutas de la zona.

En su séptima solicitud de prórroga por primera vez el mandatario amplió los deberes de los militares a “la protección de la vida de las personas”, luego de que los frecuentes atentados incendiarios en esas regiones derivaran en ataques graves a campesinos.

La petición de Boric fue acogida en el Senado por 41 votos a favor, uno en contra y tres abstenciones. El lunes hicieron lo mismo lo diputados por 124 votos a favor, 11 en contra y cuatro abstenciones. La extensión rige cada vez por 15 días.

El estado de emergencia está vigente desde el 16 de mayo en toda la región de La Araucanía y en dos provincias del Biobío, 600 kilómetros al sur de Santiago, donde la mayoría de sus habitantes indígenas demandan la restitución de tierras ancestrales que les arrebataron en el siglo XIX.

La ministra del Interior, Carolina Tohá, explicó a los diputados que la decisión de ampliar las labores castrenses a la protección de las personas se adoptó luego de que un violento atentado incendiario a un predio en el Biobío a fines de agosto derivó en el ataque con balines a dos personas, una de las cuales perdió una pierna.

El hecho se lo adjudicó en un comunicado la Resistencia Mapuche Lafquenche, un grupo que a menudo se atribuye atentados en el sur.

“Tenemos plena conciencia de que los estados de emergencia no van a ser la solución” en las zonas afectadas, dijo Tohá ante el pleno de senadores. Añadió que lo que hace el gobierno es ir en apoyo de las personas “que están viviendo una situación de riesgo”.

En lo que va del mes, según distintos informes policiales, se han quemado al menos siete camiones, dos viviendas y una excavadora.

El senador socialista José Miguel Insulza, que aprobó la extensión del estado de emergencia, señaló al fundamentar su voto que “nos dicen que ha habido menos violencia, pero los movimientos terroristas subsisten”.

Además de las exigencias pacíficas de restitución de tierras, en La Araucanía y el Biobío también hay grupos pequeños de miembros de la etnia mapuche que acompañan sus demandas con atentados incendiarios, principalmente contra bienes de empresas forestales de la zona. Según las autoridades, también hay actos violentos cometidos por ladrones de madera y bandas de narcotraficantes.

La violencia en las regiones del sur, sumada al incremento de la delincuencia en zonas urbanas y el alza de la inflación que en un año alcanza un 14,1%, han afectado el nivel de aprobación de Boric, que bajó la última semana al 33%, según una encuesta de la consultora Cadem.