El congresista Espaillat agradece masivo apoyo mientras prepara nueva agenda

Agencia EFE
·3  min de lectura

Nueva York, 5 nov (EFE News).- El congresista demócrata neoyorquino Adriano Espaillat, un inmigrante de República Dominicana, se muestra agradecido por el apoyo que recibió en las últimas elecciones generales, en las que triunfó para otro término en la Cámara de Representantes como el más votado en el estado de Nueva York.

"Parte del triunfo se debe al trabajo. Mi oficina trabajó fuertemente durante la pandemia, exponiéndose al contagio, y creo que hasta cierto punto la comunidad corresponde a eso con el voto", comentó a Efe Espaillat, que ganó con 90,2 % de los sufragios (179.589), según la junta electoral .

"Creo que estas elecciones tuvieron mucho que ver con eso. Tanto a nivel local como nacional, la gente está muy afectada con eso", indicó el congresista del Distrito 13, que Charles Rangel representó entre 1971 y 2017.

El distrito electoral de Espaillat, que derrotó en las urnas a Lovelynn Gwinn, del Partido Republicano (6,4% de los votos), y a Christopher Morris-Perry, del Partido Conservador (1,1 %), comprende las comunidades de Inwood, Washington Heights, Hamilton Heights, con gran población dominicana, el este de Harlem, Central Harlem y el noroeste de El Bronx.

Recordó que durante la pandemia en este distrito, de mayoría latina, se estableció el mayor sitio de pruebas de covid-19, se distribuyó comida y se logró obtener 10 millones de dólares, donados por el Hospital Presbiteriano, que fueron distribuidos entre más de 600 pequeños negocios para adquirir equipo de protección.

De cara al nuevo Congreso, Espaillat dijo a Efe que ya prepara su agenda de trabajo legislativa, de política pública y fiscal, que incluye entre sus prioridades la segunda fase del tren de la Segunda Avenida, que recorre Manhattan, porque lo considera de beneficio para el desarrollo económico de Harlem, con un presupuesto de 7.000 millones de dólares.

Pero, antes, dice, hay que enfrentar el déficit de 12 millones de dólares de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) para que los fondos del tren no sean desviados para otras necesidades de esa agencia.

"Es un trabajo doble de yo buscar para ayudar a la MTA y también el dinero propuesto para la Segunda Avenida", comentó.

En el Alto Manhattan, el tradicional barrio dominicano, quiere ayudar más a los pequeños negocios -algunos han tenido que cerrar tanto por el alto coste de los alquileres como por el impacto de la pandemia- y cerrar la brecha de tecnología en el distrito escolar seis, que no cuenta aún con WiFi.

También está entre las prioridades un proyecto que llevará a cabo el Hospital Presbiteriano -que está en su distrito-, para el que recibió 50 millones de dólares de una fundación, sobre las disparidad de salud en esa región de Nueva York y otro sobre salud mental.

"Lo que se espera es un caos, un tsunami de salud mental después de la pandemia", argumentó el congresista, que tiene previsto además luchar por ayudas para desarrollo económico en El Bronx.

Espaillat, también atento al escrutinio de votos tras los comicios del martes sin que aún se conozca un ganador, confía en que al final del proceso el demócrata Joe Biden se impondrá al presidente republicano Donald Trump, que busca la reelección para un segundo mandato.

Trump ha estado alegando fraude y ha interpuesto demandas en varios estados.

"Lo podría describir como se dice popularmente en la República Dominicana: tiene derecho al pataleo, pero de que se va, se va. No puede decir 'Para el conteo aquí, pero síguelo aquí porque me conviene'. No puede ser selectivo", afirmó el político.

Y sobre la amenaza de Trump de recurrir al Tribunal Supremo, señala que ya el máximo foro judicial del país ha dicho que esos litigios deben ser resueltos por las cortes locales en los estados. "Ya existe jurisdicción sobre eso", sostuvo.

(c) Agencia EFE