Congo: Cascos azules matan a 2 personas y hieren a 15

·3  min de lectura

BENI, Congo (AP) — Miembros de las fuerzas de paz de las Naciones Unidas que regresaban de su descanso abrieron fuego contra un puesto fronterizo entre la República Democrática del Congo y Uganda, dejando al menos dos muertos y 15 heridos, informaron la misión de la ONU y funcionarios del gobierno congoleño el domingo.

Las tensiones entre la población en la intranquila zona del este del Congo y las fuerzas de paz de la ONU se han disparado drásticamente en la última semana, en la que murieron casi 20 personas durante protestas para exigir la salida de los cascos azules de la región.

Bintou Keita, jefa de la misión de la ONU en el Congo y representante especial del secretario general António Guterres, dijo que está profundamente consternada con los disparos en Kasindi, la localidad fronteriza con Uganda en el territorio de Beni de la provincia de Kivu del Norte, pertenenciente al Congo. Dijo que desconoce los motivos por los que los cascos azules abrieron fuego.

“Este grave incidente ha causado pérdida de vidas y lesiones de gravedad”, dijo Keita. “Ante este atroz e irresponsable comportamiento, los perpetradores del tiroteo fueron identificados y arrestados hasta que haya conclusiones en la investigación, la cual ya comenzó con la colaboración de las autoridades congoleñas”.

Indicó que ya se contactó a los países de origen de los soldados a fin de comenzar los procedimientos legales. No se dio a conocer la nacionalidad de los involucrados.

El gobierno del Congo condenó firmemente el tiroteo y confirmó una cifra provisional de dos muertos y 15 heridos.

Joel Kithausa, vicepresidente de la Sociedad Civil de Kasindi, condenó lo que dijo fue un “acto despreciable por parte de los soldados de la ONU”, que usaron balas reales.

“Fue alrededor de las 11 de la mañana, hora local, cuando fuerzas de paz de la ONU llegaron al Congo desde Uganda para dirigirse a la ciudad de Beni”, relató. “Agentes de aduanas ya tenían instrucciones de no permitirles entrar al Congo... pero (ellos) destruyeron la barrera e ingresaron por la fuerza, disparando en todas direcciones”.

Los manifestantes acusan a los cascos azules de no proteger a los civiles en medio de la creciente violencia. La misión cuenta con más de 16.000 elementos uniformados en el Congo, según la ONU.

En el este del Congo, rico en minerales, hay gran cantidad de grupos rebeldes. Las condiciones de seguridad se han deteriorado en la zona a pesar de un año de operaciones de emergencia por parte de los ejércitos del Congo y Uganda. Los civiles en la región también han enfrentado violencia de rebeldes yihadistas vinculados al grupo Estado Islámico. Además, se han intensificado los combates entre las tropas del Congo y el grupo M23, choques que han obligado a casi 200.000 personas a desplazarse.

En un comunicado el domingo, el gobierno del Congo ofreció sus condolencias y apoyo a las familias afectadas, y exhortó a la provincia de Kivu del Norte a mantener la calma de forma “que no vuelva a ocurrir un incidente así”.

__

Kamale reportó desde Kinshasa, Congo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.