Congelan las cuentas bancarias de Isabel dos Santos y su esposo en Angola

La empresaria angoleña Isabel dos Santos, hija del expresidente José Eduardo dos Santos, el 5 de febrero de 2018 en Maia, Portugal (AFP/Archivos | Miguel Riopa)

La justicia angoleña ordenó la congelación preventiva de las cuentas bancarias y de los activos de Isabel dos Santos, hija del expresidente José Eduardo dos Santos, y de su marido Sindika Dokolo en varias sociedades, en el marco de una investigación por corrupción, informó el martes una fuente oficial.

La justicia les reprocha irregularidades en los casos en que intervienen empresas estatales, la empresa petrolera nacional Sonangol, que Isabel dos Santos dirigió, y la empresa pública de comercialización de diamantes Sodiam.

Se calcula que el perjuicio para el Estado angoleño es de más de 1.000 millones de dólares (más de 1.000 millones de euros), según un comunicado del fiscal publicado el lunes por la noche.

En una decisión del 23 de diciembre, el tribunal de Luanda ordenó la congelación de las "cuentas bancarias" de la pareja y de sus "participaciones" en varias empresas angoleñas, incluida la empresa de telecomunicaciones Unitel y la fábrica de cemento Cimangola.

El hombre de negocios portugués Mario da Silva también está afectado por esta decisión.

El fiscal aseguró que las medidas adoptadas "no afectarán a los empleados en las empresas" mencionadas.

Isabel dos Santos respondió con un tuit enviando "un mensaje de confianza a (sus) equipos".

"Continuaremos todos los días haciendo negocios, haciendo todo lo mejor posible. El camino es largo, la verdad prevalecerá", aseguró.

La mujer de negocios dirigió Sonangol desde 2016 hasta su expulsión a finales de 2017, pocos meses después de la llegada al poder de Joao Lourenço, que sucedió a José Eduardo dos Santos.

Presentada como la mujer más rica de África, es objeto de una investigación por malversación de fondos.

Desde que sucedió a dos Santos, el actual presidente, exministro de Defensa, destituyó a la mayoría de los allegados de su predecesor de la cabeza de las instituciones, de las empresas públicas y del aparato de seguridad del país, en nombre de la lucha contra la corrupción.

El hijo del expresidente angoleño, José Filomeno dos Santos, hermanastro de Isabel dos Santos, comparece desde principios de diciembre en Luanda por actos de corrupción. Primer juicio contra un miembro de la familia del que fuera amo absoluto del país.

Dos Santos dirigió Angola durante 38 años (1979-2017).