Confusión en torno a los nombres de la natación olímpica

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
EL LÍO CON LOS NOMBRES (AP)
EL LÍO CON LOS NOMBRES (AP)

Dateline:

¿Maratón de la natación o aguas abiertas? ¿Nado artístico o nado sincronizado?

Hay bastante confusión en la natación olímpica, donde se usan dos nombres distintos para esas dos disciplinas.

Los nombres oficiales son maratón (carreras acuáticas de 10 kilómetros para hombres y mujeres) y nado artístico (en el que duetos y equipos completos de mujeres realizan complejos movimientos sincronizados al compás de temas musicales en la piscina olímpica).

Dígaselo a los competidores...

“Yo hablo de aguas abiertas”, dijo la estadounidense Haley Anderson, quien figura en los registros oficiales como sexta en el “maratón de la natación”.

“Es el maratón de la natación, está bien que le digan así. Pero para mí sigue siendo la prueba de aguas abiertas”.

La rusa Svetalana Romashina, que fijó una marca al ganar su sexta medalla de oro en nado sincro... —perdón, nado artístico—, aludió a la confusión reinante cuatro años después de que la Federación Internacional de Natación cambiase los nombres.

“Para el mundo, es nado artístico”, dijo Romashina tras conquistar su sexta presea dorada en la prueba por parejas. “Pero les cuento que en nuestro país, nuestra federación se sigue diciendo nado sincronizado”.

Lo que se conocía como nado sincronizado es parte del programa olímpico desde los Juegos de 1984 en Los Ángeles pero sigue batallando por ser tomado en serio. Hay quienes se resisten a considerarlo un deporte.

En un esfuerzo por generar más atención y el interés de patrocinadores y de la televisión, la FINA empezó a llamarlo nado artístico después de los Juegos de Río de Janeiro del 2016.

Muchos deportistas resistieron el cambio de nombre. Creen que resta mérito a los sorprendentes atributos que exige la prueba, con movimientos tan precisos como exigentes, a menudo cabeza abajo y sosteniendo la respiración debajo del agua, y la retrotraen a sus orígenes, en que era un ballet acuático, más espectáculo que competencia.

El cambio, no obstante, parece estar ganando aceptación.

El año pasado la federación estadounidense cambió su nombre USA Synchro por el de Nado Artístico USA.

“El cambio de nombre nos da la oportunidad de mostrar la evolución del deporte”, afirmó el director ejecutivo de la federación estadounidense Adam Andrasko. “Los días del ballet acuático quedaron atrás. Ahora hay un encuentro entre atletismo y arte”.

Sea cual sea el nombre que se usa, Romashina dice que es importante demostrar las bondades del deporte.

“No hay una gran diferencia” entre los nombres. “Lo mejor que podemos haces es mostrarle a la gente lo lindo que es el deporte”.

Aguas abiertas sigue siendo el nombre usado para las pruebas acuáticas de larga distancia en océanos, ríos y lagos, pero no en los Juegos Olímpicos.

Desde que se incorporó la carrera de 10 kilómetros en los Juegos de Beijing del 2008, el nombre oficial es maratón.

Parece un nombre apropiado para una agotadora prueba en la que los nadadores lidian no solo con la distancia sino con factores como el clima y la vida marina, que son determinantes.

Casi todos los nadadores que participaron en la carrera esta semana, no obstante, hablaban de aguas abiertas.

“Siempre le digo aguas abiertas”, expresó la estadounidense Ashley Twichel, quien terminó séptima en el maratón femenino después de puntear buena parte de la carrera.

“Así la conocí siempre”, agregó. “Cuando me inicié en el deporte, la consideré aguas abiertas. Así me dijeron que se llamaba”.

___

Paul Newberry está en https://twitter.com/pnewberry1963 y en https://apnews.com/search/paulnewberry

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.