Confusión en los laboristas británicos sobre una candidata del ala izquierdista en las elecciones

La diputada laborista Diane Abbott habla durante una manifestación contra el racismo frente a Downing Street, donde está la residencia oficial del primer ministro británico, el 17 de julio de 2021 en Londres (Justin Tallis)
La diputada laborista Diane Abbott habla durante una manifestación contra el racismo frente a Downing Street, donde está la residencia oficial del primer ministro británico, el 17 de julio de 2021 en Londres (Justin Tallis)

Una figura destacada del ala izquierda de la oposición laborista británica, Diane Abbott, sugirió el miércoles que su partido, favorito para las elecciones del 4 de julio, la sacó de las listas de candidatos, algo que el dirigente de la formación negó.

Abbott, primera mujer negra en formar parte de la Cámara de los Comunes y próxima al anterior líder laborista, Jeremy Corbyn, en un partido que Keir Starmer ha reorientado hacia una posición más de centro, declaró el miércoles a la BBC que tiene "prohibido presentar[se] como candidata laborista".

La política, de 70 años, 37 de ellos como parlamentaria por un distrito del norte de Londres, fue suspendida por los laboristas en abril de 2023 después de que publicara una carta en el periódico The Observer en la que sugería que los judíos, los irlandeses y la gente nómada son "sin duda víctimas de prejuicios", pero "no han sufrido racismo en sus vidas", a diferencia de los negros.

Ante las reacciones críticas a su carta, Abbott pidió disculpas y retiró sus comentarios "completamente y sin reservas".

"El racismo adopta muchas formas y es completamente innegable que el pueblo judío ha sufrido sus efectos monstruosos, al igual que los irlandeses, la gente nómada y muchos otros", reaccionó.

Pero el partido inició una investigación, que todavía no ha hecho pública.

Starmer, que continuó su campaña electoral el miércoles en el oeste de Inglaterra, negó que Abbott haya sido excluida de las listas electorales. "No es cierto", señaló, cuando se le preguntó sobre el asunto. "No se ha tomado ninguna decisión sobre prohibir (entrar en las listas) a Diane Abbott", añadió Starmer.

Abbott arrojó más dudas sobre la situación al publicar en las redes sociales, tras el eco suscitado por sus declaraciones a la BBC, que estaba "muy consternada porque numerosas informaciones sugieren que se me ha excluido como candidata", dando a entender que aún no había tenido noticias directas del Partido Laborista.

En sus declaraciones a la BBC, la mujer había señalado que fue readmitida en las filas parlamentarias del Partido Laborista esta semana, sin que se le permitiera postularse con el partido en las elecciones del 4 de julio.

El caso de esta diputada próxima a Corbyn, defensor de una corriente más izquierdista y expulsado del partido en 2020, acusado de sembrar el antisemitismo en la formación, parece representar el primer obstáculo importante en la campaña del líder de la oposición laborista Keir Starmer, gran favorito a ganar las elecciones.

Corbyn, que concurrirá a las elecciones del 4 de julio como independiente, dejó el liderato laborista tras la derrota en las elecciones de 2019, siendo reemplazado por Starmer a principios de 2020.

Las encuestas dan como claro favorito a Starmer en los comicios, por lo que si se convierte en primer ministro pondrá fin a catorce años de gobierno conservador.

spe-psr/jvb/mb