Confusión en el primer día del juicio del atentado frustrado en un tren Thalys en 2015

Marie DHUMIERES
·3  min de lectura
De izq a dcha, un dibujo de Ayoub El Khazzani, Mohamed Bakkali, Bilal Chatra y Redouane El Amrani Ezzerrifi sentados en el banquillo de los acusados, el 16 de noviembre de 2020 en un juzgado de París
De izq a dcha, un dibujo de Ayoub El Khazzani, Mohamed Bakkali, Bilal Chatra y Redouane El Amrani Ezzerrifi sentados en el banquillo de los acusados, el 16 de noviembre de 2020 en un juzgado de París

Se había subido a un tren Thalys Amsterdam-París armado con un kalachnikov y cerca de 300 municiones. En el primer día de su juicio ante una corte especial en París, el marroquí Ayoub El Khazzani reconoció que quería cometer un atentado de masa, antes de retractarse.

"¿Admite usted todos los hechos de los que se le acusa?", le preguntó el presidente del tribunal al inicio del juicio. "Sí, todos", le responde Ayoub El Khazzani, de 31 años.

Pero dos horas después, el acusado cambia de versión. "No era para cometer una masacre, era por los soldados estadounidenses", dice, provocando la exasperación del presidente de la corte. "Pero si le hice la pregunta tres veces", le responde el magistrado.

En el primer día del juicio de este caso que fue llevado a la gran pantalla en una película dirigida por Clint Eastwood en 2018, el presidente describió en detalle lo ocurrido el 21 de agosto de 2015.

También se refirió a la preparación de este atentado, ordenado por el coordinador de los ataques de París del 13 de noviembre del mismo año (130 muertos), Abdelhamid Abaaoud, con quien El Khazzani había llegado a Europa, pasando por Turquía.

El Khazzani, que abordó el tren en Bruselas, había salido del baño, con el torso desnudo y un kalachnikov, después de haber escuchado un canto yihadista en su teléfono y verificado que su cámara funcionada para difundir un video del ataque, como se lo había pedido Abaaoud.

Pudo disparar con una pistola a un pasajero, que logró arrancarle el kalachnikov, hiriéndole gravemente, antes de ser controlado por otros pasajeros, incluyendo dos militares estadounidenses que estaban de vacaciones en Europa.

El Khazzani dijo a los investigadores que su blanco eran los soldados estadounidenses y dijo que sabía que eran militares, pese a que iban vestidos de civil.

- "Estaba en otro mundo" -

A pedido del juez, El Khazzani habló también sobre su infancia. Creció en el seno de una familia de seis hermanos en Marruecos, antes de emigrar a España.

A los 18 años vendía drogas en Madrid y fue detenido varias veces. Poco después descubrió la religión, a través de uno de sus hermanos, quien fue expulsado de España por haber hecho "declaraciones virulentas contra Occidente", señaló el presidente.

El joven llegó a Francia en 2014 y un año después decidió ir a Siria par unirse al grupo yihadista Estado Islámico (EI). En varios puntos, su versión cambia". "¿Por qué mintió?, le pregunta varias veces el presidente. "Estaba en otro mundo, mentí sobre todo", responde.

Según los investigadores, el atentado frustrado del Thalys forma parte de una serie de atentados yihadistas planeados desde Siria y coordinados por Abaouud: el atentado frustrado contra una iglesia en Villejuif, un suburbio al sur de París, perpetrado en abril de 2015 por Sid-Ahmed Ghlam, recientemente condenado a cadena perpetua; los atentados de noviembre del mismo año en París y luego los del 22 de marzo de 2016 en Bruselas.

Los soldados estadounidenses, ahora de 28 años y exmilitares, celebrados en su momento como héroes y que habían interpretado su propio papel en una película de Clint Eastwood, responderán a las preguntas del tribunal a partir del jueves.

El juicio, que debe durar hasta el 17 de diciembre, se abre bajo una fuerte amenaza terrorista en Francia después de tres ataques sucesivos en un mes.

mdh/meb/pc