"No confunda a la opinión pública": la respuesta de dos entidades del campo a Alberto Fernández

LA NACION
·3  min de lectura
Apronor considera que es una falacia decir que el campo produce con costos en pesos
Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera

La posibilidad de que el Gobierno aplique más retenciones y cupos de exportación para el campo motivó la reacción del sector en diferentes puntos del país. A través de dos comunicados, la Asociación Civil de Productores Agrícolas y Ganaderos del Norte (Apronor) y la Sociedad Rural de Jesús María (SRJM) le pidieron al Presidente que "no confunda a la opinión pública", al tiempo que destacaron la necesidad del diálogo.

"Los precios domésticos ya están desacoplados de los precios internacionales Sr. Presidente, por efecto de las retenciones y del desdoblamiento cambiario. Muy lejos estamos los productores de recibir el valor internacional de los bienes que exportamos", señala el comunicado de Apronor.

Retenciones: no insistir por el camino equivocado

"Otra falacia es decir que producimos con costos en pesos. No confunda a la opinión pública, los pastos de los que Ud. habla (en referencia a las pasturas) fueron sembradas por un productor cuya semilla fue pagada en dólares, el gasoil que utilizó para su implantación es el que Ud. aumenta dos y tres veces al mes al ritmo del dólar y los fitosanitarios que el productor utiliza para proteger esos "pastos" de las plagas que lo atacan, también se pagan en dólares", agrega.

En ese sentido, Apronor advierte en su texto que "solo le quedan 3 puntos para aumentar retenciones en trigo y maíz (aumento que Ud. dijo no llevaría adelante sin antes consultar con la CEEA); esta medida por ejemplo, en el caso del trigo, se traduciría en una baja del precio del pan de $0,087 por kg, no creemos que sea una herramienta que le permita bajar la inflación".

Desde la Sociedad Rural de Jesús María apuntaron que la producción primaria es tomadora y no formadora de precios
Fuente: Archivo

Además, la asociación remarca el rol que cumplió el campo durante la emergencia sanitaria. "No creemos que nuestro sector lastime a la gente, por el contrario, somos los que durante la pandemia no paramos de producir alimentos y generar divisas, dejamos pendiente un reclamo que habíamos comenzado a principio del año pasado, tras dos aumentos consecutivos de retenciones, porque entendíamos que tenía prioridad el problema sanitario", señala.

Por su parte, desde la SRJM también apuntan que los productores no son responsables del precio de los alimentos. "La producción primaria es tomadora y no formadora de precios. Está claro que prohibir o castigar a un sector no da resultado en ningún lugar del globo. Sólo provoca menos trabajo y, más pobreza -sí, la que tanto se empeña en combatir-", precisan.

Asimismo, el comunicado recuerda las consecuencias que esas mismas políticas tuvieron en el pasado: "Un presidente productivista, como se ha definido, debería recordar lo que hicieron los anteriores gobiernos, entre ellos los que usted mismo integró. Fue en esas gestiones, cuando estas mismas medidas llevaron al país a una crisis de abastecimiento, entre otras consecuencias nefastas".

Vender o esperar: el desafío de comercializar la cosecha 2020/2021

"Con la implementación de semejantes recetas, la Argentina tuvo una pérdida de stock de 15 millones de cabezas, estuvimos al borde de importar trigo para el pan de los argentinos y bajaron considerablemente las producciones de maíz y soja. ¿Cómo puede ser que un país que puede alimentar a tres naciones de su tamaño, carezca de un plan productivo, que fomente la inversión y la generación de empleo?", se pregunta la SRJM.

"Le sugerimos que genere incentivos para producir y contratar mano de obra, aliviando las cargas para el empleador. Ya sólo con esto sería innovar, pues revertiría la pertinaz actitud de proyectar el pasado", agrega.

"En lugar de poner a los productores como enemigos del pueblo, ¿por qué mejor no piensa en una política económica, fiscal y monetaria para luchar contra la inflación? No sólo es un pedido del campo, sino también de toda la sociedad", concluye el comunicado.