Un nuevo conflicto entre Serbia y Kosovo reaviva las tensiones y pone en alerta a la OTAN

·3  min de lectura
Soldados de la OTAN que prestan servicio en Kosovo patrullan junto a una barricada de carretera levantada por personas de etnia serbia cerca de la ciudad de Zubin Potok el 1 de agosto de 2022.
Soldados de la OTAN que prestan servicio en Kosovo patrullan junto a una barricada de carretera levantada por personas de etnia serbia cerca de la ciudad de Zubin Potok el 1 de agosto de 2022. - Créditos: @ARMEND NIMANI

PRISTINA.– Las autoridades de Kosovo cerraron anoche dos puntos de cruce fronterizos con Serbia, tras los bloqueos de tránsito implementados por manifestantes kosovares de etnia serbia para protestar contra nuevas leyes aprobadas por el gobierno sobre documentos de identidad y patentes de autos, que entraron en vigor hoy.

La disputa reavivó las tensiones entre Pristina y Belgrado, que no reconoce la independencia de Kosovo.

Medios internacionales informaron que el presidente serbio, Aleksandr Vucic, en un discurso televisivo, mostró un mapa de Kosovo cubierto con la bandera serbia y advirtió que si los serbios son amenazados, Serbia saldrá victoriosa.

El actual presidente de Serbia Aleksandar Vucic
El actual presidente de Serbia Aleksandar Vucic

Los manifestantes kosovares de etnia serbia bloquearon las calles que conducen a los pasos fronterizos de Jarinje y Bernjak, lo que empujó a las autoridades a decidir el cierre. Medios locales comunicaron que la Fuerza para Kosovo de la OTAN (KFOR) envió militares a patrullar las calles.

La KFOR anunció en un comunicado que seguía de cerca la situación en Kosovo y que está “preparada para intervenir si se pone en peligro la estabilidad.

Los manifestantes protestan contra la decisión de Pristina de imponer, a partir de hoy, también a los serbios que viven en Kosovo el uso exclusivo de documentos de identidad y patentes kosovares.

Catorce años después de que Kosovo declarara su independencia de Serbia, unos 50.000 serbios del norte siguen utilizando matrículas y documentos expedidos por las autoridades serbias, negándose a reconocer al gobierno de Pristina y sus instituciones.

Hasta el momento, Kosovo había tolerado el uso de placas emitidas por las instituciones serbias en cuatro municipalidades del norte del país donde están presentes mayorías serbias. De ahora en más, en cambio, será obligatorio el uso de placas con el acrónimo RKS, esto es República de Kosovo.

Los propietarios de automóviles tienen tiempo hasta septiembre para efectuar el cambio.

Josep Borrell, máximo responsable de la diplomacia de la Unión Europea, acogió con satisfacción la decisión de Kosovo de retrasar las medidas hasta el 1° de septiembre y pidió que se eliminaran inmediatamente todos los controles de carretera. En un comunicado publicado en Twitter, el enviado especial de la UE, Miroslav Lajcak, expresó su agradecimiento al embajador de Estados Unidos en Kosovo, Jeffrey M. Hovenier, “por su firme apoyo”.

Sin embargo, mientras los camiones llenos de grava y la maquinaria pesada seguían bloqueando el lunes por la mañana las carreteras, el gobierno empezó a expedir los documentos en el mayor paso fronterizo, el de Merdare.

“Esta decisión se seguirá aplicando hasta que se retiren todas las barricadas y se garantice la libertad de circulación de personas y mercancías”, dijo el ministro del Interior de Kosovo, Xhelal Svecla.

Un soldado estadounidense de la OTAN que presta servicio en Kosovo patrulla junto a una barricada de carretera levantada por personas de etnia serbia cerca de la ciudad de Zubin Potok el 1 de agosto de 2022.
Un soldado estadounidense de la OTAN que presta servicio en Kosovo patrulla junto a una barricada de carretera levantada por personas de etnia serbia cerca de la ciudad de Zubin Potok el 1 de agosto de 2022. - Créditos: @ARMEND NIMANI

Diálogo frustrado

Hace un año, después de que los serbios locales bloquearan las mismas carreteras en otra disputa por las matrículas, el gobierno de Kosovo desplegó fuerzas policiales especiales y Belgrado voló aviones de combate cerca de la frontera.

Las tensiones entre los dos países siguen siendo elevadas y la frágil paz de Kosovo la mantiene una misión de la OTAN con 3770 soldados sobre el terreno. Las fuerzas de paz italianas eran visibles en la ciudad norteña de Mitrovica y sus alrededores el domingo.

Los dos países se comprometieron en 2013 a entablar un diálogo auspiciado por la Unión Europea (UE) para tratar de resolver las cuestiones pendientes, pero apenas se ha avanzado.

Agencias ANSA y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.