Sigue el conflicto en Neuquén por una comunidad mapuche que pretende autorizar el ingreso a un club privado

·4  min de lectura
Conflicto mapuche en Neuquén: la comunidad exige ingreso al Club Mari Menuco
Facebook Confederación Mapuche de Neuquén

La mesa de diálogo convocada por el Ministerio Público Fiscal de Neuquén para abordar el conflicto entre el Club Mari Menuco y la comunidad mapuche “Kaxipayiñ” culminó sin definiciones y se reanudará el martes próximo.

La convocatoria a mediación se conoció el jueves pasado, luego de que la comunidad mapuche repartiera panfletos en los que indicaban que a partir del lunes quienes ingresaran al club deberían registrarse y pedir permiso. Además, advirtieron que instalarían una garita en el portal de ingreso al club.

Padrón electoral 2021: consultá dónde votás en las elecciones del domingo 12 de septiembre

De todos modos, la medida quedó en suspenso, de cara a la audiencia conciliatoria convocada por el fiscal jefe Pablo Vignaroli y el director y la subdirectora de la oficina de Mediación y Conciliación Penal de la fiscalía, Ulf Christian Nordenstahl y Cecilia Basterrechea.

“Los medios han dicho que queremos prohibir el ingreso a los socios del club, pero no es así. Queremos controlar quiénes entran en el patio de nuestra casa”, afirmó a LA NACION Gabriel Cherqui, werken (vocero) de los Kaxipayiñ.

Por su parte, Walter Maxwell, asesor legal del Club Mari Menuco, con sede en la localidad de Centenario, explicó: “Antes de esta reunión y para la del próximo martes, pedimos que desactivaran esa suerte de aduana paralela que iban a montar en el ingreso. En el encuentro, la idea fue abordar el conflicto desde mediación penal porque la comisión directiva del club le hizo una denuncia penal a la comunidad por poner una barrera de ingreso. Estaban haciendo pozos, poniendo palos y decían que iban a pedir los datos de todos los que ingresaran”.

Ambas partes pidieron que se presenten autoridades de la provincia de Neuquén a la mesa de diálogo, que es la que puede avanzar sobre el relevamiento territorial de esas tierras para definir a quién corresponden. “El club dejó en claro que esas tierras las ocupa desde 1996, cuando la Provincia le dio el primer permiso de ocupación y eso se fue renovando hasta ahora”, indicó Maxwell.

La comunidad hace ocupación tradicional de estas tierras en la zona de Confluencia y Loma de la Lata desde hace décadas, con pastoreo y cultivos. Con el correr del tiempo, estos bajos fértiles fueron transformados en embalses artificiales por las autoridades provinciales. Se creó la represa Los Barreales-Mari Menuco, el territorio comunitario mapuche quedó dividido y quedamos arrinconados en un área menos fértil. Luego, se crearon clubes privados a la vera del lago Mari Menuco sin consultar a la comunidad mapuche: el Yacht Club Neuquén, el Club Mari Menuco y el Club de Hidronor”, agregó Cherqui.

Según cuentan desde la comunidad mapuche, la relación con las autoridades de los tres clubes y con los dueños de viviendas dentro de ellos ha sido buena, basada en el diálogo y el consenso. “Si bien son inquilinos forzosos que nos impuso la provincia, se delimitó el predio de cada uno y siempre hicimos acuerdos para tomar decisiones. Con el Club Mari Menuco, que quedó con 69 hectáreas, firmamos dos convenios, por ejemplo, para trazar el tendido eléctrico y la red domiciliaria de gas, que pasa por el territorio comunitario. Todo cambió en 2015, cuando Roberto Rapaz asume como nuevo presidente del club. Él rompió con los acuerdos y no dialoga con nosotros”, indicó Cherqui.

Cómo funciona el delivery de boletas en los municipios de la provincia de Buenos Aires

Sin embargo, Rapaz asegura que siempre se mantuvieron “en el marco del diálogo y el derecho”. “El club Mari Menuco tiene escritura de 69 hectáreas. Pero para acceder a esas 69 hectáreas, hay que pasar por las 260 hectáreas de las que tiene ocupación precaria. Si ellos nos sacan esas hectáreas, no podemos ingresar al club”, advirtió Rapaz.

“Hace 45 años que la gente del club entra por esa entrada, porque el club tiene existencia jurídica desde 1976. Esta es una medida efectista para generar presión y conseguir algún resultado. Por lo que sabemos, el relevamiento territorial que prevé la ley 26160 de 2006 no fue favorable a la comunidad mapuche y no continuó. A la fecha de sanción de la ley, no tenían la ocupación actual de la tierra, que ellos dicen que es ancestral”, expresó Maxwell.

Piden sumar a la provincia a la negociación

En tanto, la comunidad “Kaxipayiñ” también considera que la Provincia debe participar de las reuniones. “Poco antes de dejar su cargo, el ex gobernador Jorge Sapag dictó un decreto por el que entregó 263 hectáreas más al Club Mari Menuco. No se publicó en el Boletín Oficial, por lo que es inconstitucional”, dijo Cherqui.

“Fue por ese entonces cuando el club rompió un alambrado y comenzaron a extraer calcáreo del territorio comunitario mapuche para construir viviendas. Y luego convirtieron ese lugar en un gran basurero a cielo abierto. Y cuando salimos a parar las obras previstas para esas 263 hectáreas comenzó el conflicto. Nosotros necesitamos resguardar el territorio. Queremos que nos hagan parte de las decisiones a través de la consulta. No vamos a permitir que amigos y allegados al poder se hagan dueños de los espacios y vayan privatizando y repartiéndose la tierra”, agregó Cherqui.

La fiscalía se comprometió a convocar a la Provincia para la reunión del próximo martes. Entre los representantes que podrían acceder a participar del encuentro está el ministro neuquino de Desarrollo Territorial y Ambiente, Jorge Lara.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.