Tras levantar el acampe en Lago Escondido, Juan Grabois advirtió: “Vamos a volver a hacerlo todas las veces que sea necesario”

El dirigente Juan Grabois
El dirigente Juan Grabois - Créditos: @Santiago Filipuzzi

El dirigente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Juan Grabois, dio una conferencia de prensa esta tarde tras levantar el acampe de más de 24 horas en la estancia que el empresario británico Joe Lewis tiene frente a las costas de Lago Escondido. “Vamos a volver a hacerlo todas las veces que sea necesario”, advirtió junto al diputado del Frente de Todos (FdT), Federico Fagioli, y otros manifestantes.

“Nosotros vinimos con un objetivo que era pasar 24 horas en territorio nacional, en Lago escondido. Cualquier abogado sabe que los lagos y sus costas son propiedad y patrimonio de todo el pueblo. Nadie tiene derecho a cerrar sus accesos”, comenzó su discurso Grabois y agregó: “Hay un fallo de 2002 confirmado en 2012 para abrir una acceso público para que cualquier familia pueda ir a tomar mate y a disfrutar del Lago Escondido, que es uno de los más hermosos que tiene nuestro país”.

Tras ello, se jactó de que a través de su accionar “por primera vez un contingente, sin tener que ir a pedir permiso a un grupo empresario britanico que compró tierras de manera fraudulenta”, pudo pasar un día en el lugar, disfrutar del lago y llevar adelante una “acción de reafirmación de nuestra soberanía”.

Además, desmintió las versiones que deban cuenta de una agresión de su parte a una de las empleadas de la estancia. A ese respecto, sostuvo: “Dijeron que yo había agredido a una mujer. Es falso. Lo que sucedió es que había mujeres, en particular una compañera que se sentía muy mal, que querían salir del lago y les pusieron un Jeep para que no pudieran. Ver eso me puso muy mal y fuimos a sacar ese auto. Si en ese forcejeo se cayó un celular, le pido disculpas a esa persona, pero es mentira que hubo una agresión”.

Los militantes de Grabois levantan el acampe en Lago Escondido
Los militantes de Grabois levantan el acampe en Lago Escondido

Sin embargo, Grabois reconoció que hubo muchos “momentos de tensión” como consecuencia del operativo de seguridad que se montó a raíz de su ingreso al predio. “Están acostumbrados a funcionar como un Estado paralelo y había una especie de comando unificado entre la patota de Lewis y la Policía de Río Negro. Querían sacarnos de los 15 metros que nos corresponden. Entonces, decidimos plantar la bandera argentina y a partir de ese momento se tranquilizó la cosa (...) De ese lugar nos vamos cuando queremos”, afirmó.

Además, dijo que al “reafirmar la soberanía” territorial tanto él como el resto de los manifestantes lograron poner en evidencia “por qué están tan obsesionados en mantenerlo como una especie de escondite o de cueva”. “Eso tiene que ver con las reuniones que se hacen ahí. Por ahí pasaron Mauricio Macri, jueces de la Corte, los principales políticos vendepatria, jefes de las fuerzas de seguridad y los dueños de los principales medios de comunicación. Funciona como una Casa Rosada paralela”, aseveró.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Por último, advirtió: “Con la poquita fuerza que tenemos, que son nuestros cuerpos, nuestros principios y convicciones, pudimos lograr recuperar ese pedazo de soberanía que nos robó el invasor inglés. Vamos a volver a hacerlo todas las veces que sea necesario, acá o en cualquier otro territorio donde se esté violando la soberanía, reclamando también y visibilizando la injusticia de que estas multinacionales tengan millones de hectáreas mientras miles y miles no pueden tener una hectárea donde consechar, un lote para vivir o acceso al agua potable”.

“Ya vamos a contar la maravillosa jornada de reafirmación nacional. Pero quiero aclarar que no mientan, no agredí a ninguna mujer. En las ultimas 24hs, hubo varios forcejeos con la patota parapolicial de Lewis, no con los trabajadores con quienes compartimos mates y charlas”, había tuiteado Grabois más temprano para anunciar la rueda de prensa.