El drama del padre palestino que intercambia a sus hijos

·3  min de lectura

Como suele suceder en cualquier conflicto, los niños son los que más están sufriendo la ola de violencia que se vive en Oriente Próximo desde que el pasado 10 de mayo comenzaron los ataques aéreos entre el Ejército de Israel y los grupos Hamás y Yihad Islámica de Palestina.

Según Save the Children, hasta el 18 de mayo habían fallecido 58 niños en Gaza desde el inicio de las hostilidades y cientos de ellos han resultado heridos. Casi 30.000 han sido desplazados y se calcula que 250.000 necesitarán servicios de salud mental y protección. Para ello, varias decenas de escuelas están siendo utilizadas como refugios de emergencia para las familias que quieren huir de la violencia.

Unos niños palestinos descansan junto a su casa de Gaza, que ha quedado reducida a escombros tras un ataque de Israel. (Foto: Ali Jadallah / Anadolu Agency / Getty Images).
Unos niños palestinos descansan junto a su casa de Gaza, que ha quedado reducida a escombros tras un ataque de Israel. (Foto: Ali Jadallah / Anadolu Agency / Getty Images).

Otras familias que permanecen en sus casas buscan proteger de alguna manera a sus hijos e incluso en ocasiones llegan a asumir que la posibilidad de perder a alguno de ellos en los ataques es muy real.

La periodista Arwa Ibrahim, especialista en temas de Oriente Próximo y del norte de África, se hacía eco en Twitter de las palabras recogidas por un colega suyo, el palestino Safi Khaled, de un padre de Gaza. Se trata de un testimonio sobrecogedor y que evidencia la desesperación y el terror que se vive en este lugar del mundo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

“Hice lo más extraño hoy: intercambié a mis hijos con los de mi hermano. Me quedé con dos de sus hijos y le di dos de los míos. Entonces, en caso de que yo sea bombardeado, uno de los míos sobrevivirá y si le bombardean a él, uno de los suyos seguirá viviendo”, contaba este hombre.

Mientras que en la mayor parte del mundo el día a día de los niños pasa por jugar e ir al colegio, en Gaza los menores se han acostumbrado desgraciadamente a vivir entre la masacre. Los que tienen 12 años están sufriendo la que es ya su cuarta guerra entre Israel y Palestina y el dolor, la muerte, las bombas o la destrucción no resultan extraños para ellos.

A su corta edad saben que se están jugando la vida y su normalidad pasa por salir adelante en mitad del conflicto armado. Muchos de ellos no logran sobrevivir y los que lo hacen quedan marcados para siempre.

Un niño pasa por una calle de Gaza que ha quedado destruida tras un ataque aéreo de Israel. (Foto: Ali Jadallah / Anadolu Agency / Getty Images).
Un niño pasa por una calle de Gaza que ha quedado destruida tras un ataque aéreo de Israel. (Foto: Ali Jadallah / Anadolu Agency / Getty Images).

Numerosos menores se han quedado huérfanos estos días en Gaza tras perder a sus padres, otros han visto cómo sus casas eran reducidas a escombros y se han quedado prácticamente sin nada. Verlos deambulando por las calles, descansando junto a las pocas pertenencias que les quedan u observando la destrucción es una estampa habitual desde el estallido de la violencia.

FOTOS | Así ha sido el ataque más mortífero de Israel, con 42 muertos

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.