Un conflicto anunciado

·5  min de lectura

OAXACA, Oax., octubre 10 (EL UNIVERSAL).- El conflicto entre las autoridades del ayuntamiento de Oaxaca de Juárez y el Sindicato Independiente 3 de marzo se gestó, al menos, desde los primeros días de abril de 2019. Durante dos años y cinco meses, las inconformidades en el organismo gremial se acumularon y desembocaron en bloqueos de las principales vialidades de la capital y la acumulación de la basura en el Centro Histórico el 5 y 6 de octubre de 2021, cuando empieza a llegar el turismo para la conocida temporada de las festividades del Día de Muertos.

Ambas partes firmaron el 10 de abril de 2019 una minuta de acuerdos en la que el ayuntamiento capitalino adquirió compromisos con el sindicato, relacionados con la compra de los camiones recolectores de basura que las autoridades rentan desde el inicio de la actual administración municipal, además del mantenimiento de los vehículos, compra de llantas y la rehabilitación del área conocida como El Arenal.

Ninguno de estos compromisos se cumplió hasta la fecha, según Pablo Gómez, secretario general del Sindicato Independiente 3 de marzo.

Pero a estos incumplimientos se sumaron, en el transcurso de los meses, otras demandas laborales a las que las autoridades municipales no dieron respuesta, mientras que el presidente municipal de Oaxaca de Juárez, Oswaldo García Jarquín, rehuía a sostener una reunión con la representación sindical para encauzar una solución, de acuerdo con Pablo Gómez.

Las deudas

Hasta el 6 de octubre de 2021, el gobierno municipal no había depositado las prestaciones estipuladas en su contrato colectivo de trabajo y que ascienden a 78 mil 204.10 pesos.

Está pendiente el depósito de los descuentos vía nómina que se realizan a los trabajadores por concepto de aportaciones sindicales y que suman un millón 908 mil 703.52 pesos, así como la entrega de despensas de tres bimestres (de mayo a octubre de 2021) al personal jubilado o pensionado y la entrega de uniformes, accesorios de trabajo y paquetes escolares.

Sólo el concepto de uniformes para los cerca de mil 500 trabajadores agremiados, representa una erogación de más de 10 millones de pesos.

El ayuntamiento de la ciudad de Oaxaca también adeuda al fondo de pensiones 10 millones 502 mil 187.12 pesos, los cuales ya les fueron descontados a los trabajadores vía nómina. Falta maquinaria y reparación de la ya existente en las áreas de rampa y bacheo; compra de llantitas bailarinas para carros recolectores, reparación de volquetes, así como herramientas.

Los trabajadores en las áreas operativas, señala Pablo Gómez, tampoco han recibido material de protección ante la contingencia sanitaria del Covid-19.

“Para el personal de panteones se requiere un traje especial para realizar su trabajo, el cual sólo les fue surtido una vez en dos años de pandemia”, dice.

En total, de acuerdo con el líder sindical, la deuda del ayuntamiento con el sindicato asciende a más de 30 millones de pesos, sin contar los más de 10 millones que se adeudan al fondo de pensiones.

El cabildo de Oaxaca aprobó solicitar a la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado un adelanto de 20 millones de pesos en las participaciones municipales que le corresponden del actual ejercicio fiscal.

Pablo Gómez advierte que estos recursos son para pagar la deuda que el ayuntamiento mantiene con la empresa Lumo Financiera del Centro S.A. de C.V. por la renta de 40 camiones compactadores de residuos sólidos. Es decir, con ese dinero no se atienden las demandas de pago y de cumplimiento del contrato del sindicato.

Además advierte que el contrato de arrendamiento de estos 40 camiones termina en noviembre de 2021 y que el compromiso del edil Oswaldo García, en abril de 2019, fue que al término de su administración, estos camiones serían comprados por el municipio.

Las demandas del sindicato también incluyen el pago de las pólizas de seguro de las unidades de motor, garantizar el abasto de combustible y una flotilla vehicular para las áreas de barridos, rampa, jardines, bacheo, mantenimiento, cuadrilla móvil “A” y alumbrado público, porque la existente se encuentra en mal estado.

Se avientan la bolita

En la sesión de cabildo, el edil Oswaldo García aseguró que no se tiene ningún adeudo con el sindicato e incluso afirmó que se le han asignado más de 122 millones de pesos durante la actual administración.

Esto no sólo con 40 plazas laborales para operar el mismo número de camiones de basura que renta el municipio, sino también con la entrega de un bono por la pandemia de Covid-19, que también se entregó a los policías municipales.

En la sesión, afirmó que los 20 millones de pesos serán para pagar la deuda con la empresa Lumo Financiera del Centro S. A. de C. V. y “después se atenderán otros planteamientos del Sindicato 3 de marzo”.

Oswaldo García atribuyó esta falta de liquidez en el ayuntamiento a la pandemia, “fenómeno que provocó recortes muy importantes en el presupuesto enviado por el gobierno federal, en las participaciones que destina el gobierno estatal y en la recaudación municipal”.

Ante los bloqueos en la capital de Oaxaca y la acumulación de basura en sus principales calles, el gobernador Alejandro Murat refirió que el líder del Sindicato Independiente 3 de marzo le aseguró que el alcalde Oswaldo García se negó a sentarse a una mesa de negociación con él. Por eso, afirmó, convocó al edil a establecer una mesa de negociación pública.

“Yo hago la invitación de manera respetuosa a mi amigo Oswaldo, a que ya se siente con el sindicato el tiempo que sea necesario, siempre en el marco de la ley. Estoy, como gobernador, atento; ya he hecho las convocatorias que me piden”, dijo.

Asimismo, aprovechó la crisis en el ayuntamiento para mandar un mensaje electoral al pedir a la sociedad oaxaqueña “para que si no está contenta (con el gobierno de Morena en la ciudad de Oaxaca), evalúe quién sí llegue, quién tiene el talante para enfrentar las cosas”.

Tras la intervención del mandatario estatal y el establecimiento de una mesa de negociación, el sindicato acordó una tregua para terminar momentáneamente con los bloqueos carreteros en la ciudad de Oaxaca y limpiar las calles del centro de la basura acumulada durante dos días de paro de labores.

Pablo Gómez advierte que todavía no hay nada resuelto en sus demandas laborales; mientras las negociaciones continúan, el sindicato amaga con reactivar sus protestas este lunes 11 de octubre de 2021.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.