Confirmaron tres nuevos casos de viruela símica y ya son 12 en el país

·4  min de lectura
Una técnica de laboratorio sostiene una de las pruebas de análisis para la viruela del mono. Foto de archivo.
Una técnica de laboratorio sostiene una de las pruebas de análisis para la viruela del mono. Foto de archivo.

La Argentina ya suma 12 contagio s de viruela símica en el país, luego de que el Ministerio de Salud de la Nación informara hoy tres nuevos. Se trata de dos residentes cordobeses, de 29 y 34 años, y un residente de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de 43. Los tres casos tienen antecedente de viaje a Europa . Las jurisdicciones iniciaron las acciones de aislamiento y rastreo de contactos, y no se han producido a la fecha casos secundarios.

Según Salud, de los casos notificados en Córdoba, uno de ellos se confirmó a partir del resultado positivo de la prueba de PCR que llevó adelante el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas (INEI) de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) “Dr. Carlos Malbrán”, mientras que el segundo, de acuerdo a los días de evolución, se confirmó por nexo epidemiológico.

Desde el área de Epidemiología de la provincia detallaron que los hombres regresaron de Europa el 1 de julio y comenzaron con síntomas entre el 3 y 5. Uno de ellos presentó fiebre, cefalea, mialgias, astenia, pústulas y costras en la piel, en tanto el segundo manifestó sintomatología muy leve. El 7 de julio realizaron consulta en el Hospital Rawson, donde sospecharon la infección y se tomaron las muestras correspondientes para realizar el diagnóstico . Las mismas fueron derivadas al Laboratorio Central de la Provincia y de allí al laboratorio de referencia del INEI-ANLIS, donde se confirmó el resultado el 12 de julio.

Se informó además que los casos no registran contactos de riesgo en el país, y que evolucionan favorablemente, en aislamiento y con control domiciliario por parte del Hospital Rawson.

Sobre el caso notificado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se informó que se trata de un hombre de 43 años que regresó de Europa el día 3 de julio y fue asistido el 7 en un efector privado tras presentar los síntomas característicos de la enfermedad. Dado que no fue posible hasta el momento tomar muestra de laboratorio para el estudio específico, se lo considera un caso confirmado por criterio clínico y epidemiológico.

Desde el 27 de mayo hasta la fecha, se registraron en Argentina doce personas con este diagnóstico: cinco de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, tres de la provincia Buenos Aires, tres de Córdoba y una de Mendoza. Once de los doce casos presentaron antecedentes de viaje.

En tanto, el Ministerio de Salud emitió una serie de recomendaciones en las que indicó que la viruela símica se transmite de una persona a otra por contacto cercano con lesiones, partículas respiratorias y materiales contaminados, como la ropa de cama o utensilios.

En el actual brote en distintos países no endémicos, los cuadros clínicos son leves y la mayoría presenta lesiones en diferentes partes del cuerpo, incluyendo genitales o el área perigenital, lo que indica que la transmisión probablemente ocurra a través del contacto físico cercano (cara a cara, piel con piel, boca a boca y contacto sexual).

Los síntomas más frecuentes son fiebre, dolor de cabeza, muscular o de espalda, inflamación de ganglios y cansancio. Entre uno y cinco días posteriores se agrega erupción en la piel, que pasa por distintos estadios hasta formar una costra que luego se cae. Las personas infectadas contagian hasta que se hayan caído todas las costras.

Se está observando en los casos fuera del continente africano que la presentación puede ser atípica ya sea con una o pocas lesiones, e incluso se han notificado casos con ausencia de ellas; lesiones que comienzan en el área genital o perineal/perianal y no se extienden más; lesiones que aparecen en diferentes etapas (asincrónicas) de desarrollo; y surgimiento de lesiones previas a la aparición de ganglios linfáticos inflamados, fiebre, malestar general u otros síntomas.

Los modos de transmisión durante las relaciones sexuales siguen siendo desconocidos. Si bien se sabe que el contacto físico cercano puede conducir a la transmisión, no está claro aún qué papel juegan los fluidos corporales sexuales, incluidos el semen y los fluidos vaginales. Las lesiones cutáneas y las llagas en la boca contienen virus infecciosos. Los fluidos corporales como pus o sangre de lesiones cutáneas son particularmente infecciosos.

Las medidas de prevención incluyen evitar el contacto estrecho con casos confirmados y con personas que tengan síntomas compatibles. Quienes presenten alguno de los síntomas descriptos deberán consultar de manera inmediata para ser evaluado por un profesional de la salud, utilizar barbijo adecuadamente colocado y evitar contactos estrechos con otras personas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.