Confirman el procesamiento de un exintendente de Berazategui por distribución de agua contaminada

·4  min de lectura
Juan Patricio Mussi, intendente de Berazategui
Soledad Aznarez

La Sala III de la Cámara Federal de La Plata confirmó el procesamiento del exintendente de Berazategui Juan Patricio Mussi, hijo del actual jefe comunal, Juan José Mussi, por un caso de contaminación del agua para consumo en el distrito que derivó en un brote de más de 900 casos de gastroenterocolitis y en la suspensión del ciclo lectivo por tres días, en el año 2016. El juez federal de Quilmes, Luis Armella, había firmado el procesamiento en primera instancia contra el exintendente por haber distribuido “aguas potables peligrosas para la salud, disimulando su carácter nocivo”. El delito conlleva penas de tres a diez años de prisión.

La decisión judicial se firmó el 30 de noviembre, aunque trascendió recientemente. Lleva las firmas de los jueces de Cámara Roberto Lemos Arias y Carlos Vallefín. En el camino judicial de la causa, Elisa Carrió solicitó ser amicus curiae, pedido que fue aceptado.

Entre otros argumentos, la defensa de Mussi había señalado en su apelación que “no se demostró que la contaminación del agua suministrada a través de la red domiciliaria en el partido de Berazategui causara el brote de gastroenterocolitis de abril de 2016″ y que el delito que se le endilga al exintendente “requiere dolo directo”, lo que “tampoco se demostró”. También que Mussi, “como intendente, puede delegar sus atribuciones y deberes en personas idóneas, pero no las tiene a su cargo”.

Vialidad: en un clima de tensión, Leonardo Fariña declaró que las obras adjudicadas a Lázaro Báez tenían sobreprecios

Los camaristas Lemos Arias y Vallefín rebatieron los argumentos de la defensa. Consideraron que “se encuentra probada la relación entre la contaminación del agua y el brote de diarrea y gastroenterocolitis”, que por ello se conformó un comité de crisis y que el agua “era el elemento común, compartido, entre los afectados” por el cuadro.

“El servicio de provisión de agua potable de red a los domicilios es prestado directamente por el Municipio de Berazategui, sin intervención de ninguna empresa”, se remarcó en el fallo de Cámara. Y se agregó que, por ejemplo, los análisis de muestras tomadas entre el 23 de mayo y el 26 de junio de 2016 por la Autoridad del Agua (ADA) arrojaron que, en 30 pozos de los relevados, “los valores de nitrato o cloro libre son superiores a los que puede tener el agua potable de acuerdo al artículo 982 del Código Alimentario Argentino y en dos de ellos se evidenció la presencia de coliformes termorresistentes (coliformes fecales)”.

Además, los jueces señalaron que está probado que la Municipalidad de Berazategui, “a cargo directamente de la obtención y provisión del recurso para uso de la población, conocía, antes de que se suscitara el brote sanitario de abril de 2016, que el agua que extraía y distribuía a la población del distrito tenía una calidad inferior a la que correspondía, estaba contaminada o tenía bacterias”.

Entre otros antecedentes, los magistrados mencionan en el fallo que, en 2015, el Organismo de Control del Agua (Ocaba), le reclamó a Mussi que tome “medidas correctivas ante la clasificación de ‘mala’ desde el punto de vista bacteriológico y concentraciones de nitratos que no encuadran dentro de lo establecido”. Y aclararon: “Varias de esas comunicaciones se notificaron y dirigieron directamente al intendente Juan Patricio Mussi, y él se desempeña en ese cargo desde 2010 en adelante [en 2019, volvió a la intendencia su padre]”.

Al contestar otro argumento de la defensa en su apelación, los camaristas mencionaron que, si bien el intendente puede delegar funciones en personas de su confianza, “no sigue que con esa designación y asignación de funciones y deberes se desvincule absoluta y completamente de las mismas y dejen de ser su responsabilidad, ni que esas personas no estén a su cargo”.

El fallo de Cámara confirmó también los procesamientos de los exfuncionarios Carlos Balor (estaba a cargo de Obras Públicas), Oscar Deina (Ambiente y Desarrollo sustentable), Ricardo Giuglio (Servicios Sanitarios) y Rolando Iezzi (Servicios Públicos). Y consideró que puede ser “oportuno” hacer un careo entre Iezzi y Mussi, ya que el exfuncionario afirmó haberle avisado al exjefe comunal que el agua no era apta, pero Mussi negó esa conversación.

El denunciante original de la causa es el dirigente radical de Berazategui Jorge Naddaf. En la presentación que realizó se mencionó que el brote podría vincularse también al fallecimiento de dos menores, pero los camaristas aclararon que en el fallo judicial que confirmaron “no se afirmó que existiese causalidad entre el brote causado por la baja potabilidad del agua y esos decesos”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.