Confirman prisión a exgobernador poblano

Julio Fentanes Cetina
·1  min de lectura

El exgobernador poblano Mario Marín se reservó su derecho a declarar sobre las imputaciones que la Fiscalía General de la República (FGR) le hace sobre tortura y se amplió el plazo para resolver su situación jurídica.
Al llamado “Gober precioso” por Kamel Nacif, el otro empresario prófugo envuelto en el escándalo de pederastia denunciado por la periodista Lydia Cacho hace más de 15 años, también le negaron llevar su proceso en libertad, porque el delito de tortura de que se le acusa es grave.
El poblano se encuentra recluido en el Cereso de Cancún, donde también purga una condena de 112 años de prisión Jean Succar Kuri, otro de los denunciados por la periodista por tener una red de trata y prostitución infantil.
En 2019 se libró una orden de aprehensión contra el exgobernador al mismo tiempo que la Secretaría de Gobernación reconoció omisiones y violaciones a los derechos humanos de la periodista, en diciembre del año pasado se volvió a ratificar la orden de captura que había quedado sin efecto por un amparo, y se hizo efectiva el miércoles pasado en un domicilio en Acapulco, Guerrero.