Confirman la detención del exjefe de gabinete del primer ministro maltés por el asesinato de Caruana

Agencia EFE

Roma, 27 nov (EFE).- El terremoto político en Malta en torno a la investigación del asesinato de la periodista Daphne Caruana Galizia, ocurrido hace dos años, no amaina y hoy se confirmó que el que fuera hasta el lunes por la noche jefe de gabinete del primer ministro, Keith Schembri, está detenido desde la mañana del martes.

Además, también ha sido arrestado el doctor Adrian Vella, médico personal del empresario Yorgen Fenech, detenido la semana pasada cuando trataba de huir del país en su yate, acusado de ser el instigador del crimen que conmocionó a Malta.

Caruana Galizia, que investigaba la corrupción en las altas esferas de la política y los negocios malteses, fue asesinada a los 53 años con una bomba colocada en su coche el 16 de octubre de 2017.

"Schembri está bajo arresto y pasó la noche del martes bajo custodia policial", confirmó hoy el diario Times of Malta.

Los investigadores tienen 48 horas para interrogar a un sospechoso bajo arresto sin presentar cargos. Después deben liberarlo sin cargos o bajo fianza en caso contrario.

La crisis política se profundizó ayer con la dimisión de dos ministros del Gobierno laborista horas después de que el propio primer ministro, Joseph Muscat, anunciara la renuncia de su jefe de gabinete.

Fueron el ministro de Turismo, Konrad Mizzi, quien negó tener alguna relación con el empresario Fenech, y el titular de Economía, Chris Cardona.

Tras estas dimisiones, cientos de personas se congregaron junto al parlamento en La Valeta gritando "vergüenza" y "asesinos" y con pancartas como "Joseph (Muscat) tú eres el próximo".

La multitud, que arrojó huevos y monedas a varios coches oficiales cuando salían, gritaba también "Daphne tenía razón".

Schembri había sido acusado de corrupción por la propia Caruana Galizia y, según fuentes citadas por Times of Malta, el detenido empresario Fenech volvió a relacionarle con casos de corrupción y con el asesinato de la periodista tras su detención.

La periodista Caruana también investigaba la relación de la clase política maltesa, incluido el primer ministro y su esposa, con los papeles de Panamá y otros casos de corrupción.

El caso amenaza con salpicar al propio Muscat quien, al ser preguntado ayer señaló: "dimitiré si hay alguna clase de relación entre yo y el asesinato" aunque insistió en que "nunca había hecho la vista gorda" a la corrupción.

Fenech, por su parte, es uno de los más importantes empresarios del país insular, es dueño del fondo secreto de Dubai "17 Black" y es accionista de la compañía de la central eléctrica Electrogas, que había sido mencionada en los papeles de Panamá como el vehículo para depositar fondos en empresas secretas en ese país propiedad de Mizzi y de Schembri.

Mizzi, antes ministro de Energía, fue responsable de la concesión del contrato a Electrogas y la construcción de la central eléctrica.

Un día antes de la detención de Fenech, el primer ministro ofreció el indulto presidencial a un supuesto intermediario en el asesinato de la periodista, identificado más tarde como Melvin Theuma, a cambio de cooperar con las autoridades.

Aunque Muscat ha condenado el asesinato y llegó a ofrecer una fuerte recompensa por encontrar a los autores, dos años después sigue sin hacerse justicia y los hijos de la informadora, Matthew, Andrew y Paul, acusan al Gobierno de Malta y tachan al país de "mafioso".

También han reclamado la dimisión de Muscat y otros altos cargos del Estado al considerarles responsables de la impunidad que, según ellos, reina ante el crimen.

(c) Agencia EFE