Así fue la confirmación de la princesa Leonor, futura reina de España

·5  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 3 (EL UNIVERSAL).- La mañana del 28 de mayo, la princesa Leonor de Asturias, de 15 años, futura reina de España, recibió, junto con varios de sus compañeros del colegio Santa María de los Rosales, el sacramento de la confirmación católica.

Debido a las restricciones de la pandemia -a diferencia de cuando hizo su primera comunión, en la misma parroquia de la Asunción de Nuestra Señora de Aravaca-, a Leonor solo pudieron acompañarla sus padres, el rey Felipe y la reina Letizia, y su hermana, la infanta Sofía. Debido a que los confirmados solo podían requerir a su familia inmediata a la ceremonia, la princesa eligió a su papá, Felipe VI, como padrino. Curiosamente, el rey emérito Juan Carlos también fue padrino de confirmación del entonces príncipe Felipe.

Los medios españoles han reportado que, habitualmente, el colegio suele organizar las confirmaciones hasta un año después, pero que, quizá el hecho de que Leonor parte muy pronto a estudiar en Gales unos meses, pudiera haber influido en que se adelantaran.

Los abuelos de la princesa, el rey Juan Carlos y la reina Sofía, así como Paloma Rocasolano y Jesús Ortiz, padres de la reina Letizia, no pudieron acudir a la confirmación, a diferencia de a su primera comunión, aunque es poco probable que el rey emérito Juan Carlos hubiera asistido, dado que Felipe cortó públicamente la relación con él debido a los escándalos sobre sus infidelidades y malos manejos financieros.

A las 11.40 de la mañana de hoy, hora de Madrid, un poco antes de la hora de la cita, la princesa llegó a la parroquia con su familia, quienes posaron a los medios antes de que llegaran el resto de los futuros confirmados, para no molestar. Los Borbón solo saludaron con un "buenos días" a los medios ahí reunidos y no dieron más declaraciones, como ha ocurrido siempre que se trata de un evento estrictamente familiar de la casa real. Los medios no tuvieron acceso a la ceremonia religiosa que duró aproximadamente una hora y media y se especula que después haya habido un sencillo almuerzo familiar para celebrar, en el Palacio de la Zarzuela, hogar de los reyes y sus hijas.

El look de Leonor

La princesa -o su madre- optó para la ceremonia por un discretísimo y sencillo vestido azul a la rodilla, con manga corta y de escote en V, a juego con la corbata de su padre, haciendo referencia quizá al color del principado de Asturias y al del estandarte militar de Leonor. No es la primera vez que Felipe tiene algún detalle de acercamiento especial, reflejado en su atuendo, con su hija mayor, lo cual revela una relación especial entre ambos. Ni la reina Letizia ni la infanta Sofía replicaron el color azul, eligiendo tonos más discretos.

Según los reportes de algunos medios, el vestido de Leonor parece haber sido hecho a medida o modificado para ella, ya que se notan algunos ajustes en el escote y pliegues en la cintura. El hecho de que fuera tan sencillo denota un especial cuidado en que resultara adecuado para el tipo de ceremonia y celebración. La princesa no portó ninguna joya, apenas llevó unos pequeñísimos aretes que, sospechamos, son los que usa a diario. Su único accesorio era el cubrebocas que, al igual que el de sus compañeros, llevaba impreso el escudo de la escuela.

Con respecto a los zapatos, Leonor lució unos pumps destalonados con punta y kitten heels en color nude, de Carolina Herrera, perfectos para combinar con el color del vestido y para alguien que empieza a aventurarse a usar tacones.

Hace unas semanas, la princesa cortó su larga melena varios centímetros -probablemente para evitar hacerlo mientras está en Gales-, así que en el día de su confirmación lució el pelo muy natural, acaso con unas suaves y discretísimas ondas.

Lo que sí causó expectación y asombro es que ya se atrevió un poco más con el maquillaje, usando máscara de pestañas, especialmente notoria porque sus pestañas son muy rubias y casi no se ven, y aplicando una discretísima sombra en el párpado, también se notó un poco de rubor en un delicado tono rosa abajo del cubrebocas.

Letizia y Sofía

Por su parte, la reina Letizia quiso dejar muy claro que la protagonista del día era Leonor y no ella. La reina lució un atuendo en blanco y negro muy sencillo, con prendas que ya ha utilizado en otras ocasiones: una blusa blanca de Maksu con botones en un lado que estrenó para la Pascua Militar que combinó con baggies negros y un delgado cinturón.

Sus zapatos, al igual que los de Leonor, eran slingbacks de kitten heels, negros, de la diseñadora española Isabel Abdo, y llevó un clutch negro con herrajes dorados de Nina Ricci que, de acuerdo con "Vanitatis" estrenó en 2015; sabemos ya que, de todas las royals, Letizia es quien más recicla sus looks y los combina con marcas de fast fashion.

La reina lució una melena totalmente lisa y un maquillaje "muy de todos los días".

Por su parte, la infanta Sofía, de 14 años, robó cámara con su estilismo: un lindo vestido de estampado floral de Mango, una de las marcas fast fashion favoritas de la casa real de España, al que se le modificó el escote, pues el original tiene cuello V. Según varios medios españoles, el vestido actualmente está rebajado de 30 euros a 20 (aproximadamente de 700 a 500 pesos).

Lo acompañó con ballerinas planas, también de Carolina Herrera y en color nude. Sofía no usó tacones, probablemente para no verse más alta que su hermana en las fotos.

Lo que más llamó la atención de su look, fue su melena, marcada con las ondas surferas que están tan de moda.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.