Confinamiento estricto: con los nueve días de restricciones, ¿se redujeron los contagios?

·5  min de lectura
Los especialistas consultados consideran que se necesitan realizar más testeos para frenar la transmisión
Los especialistas consultados consideran que se necesitan realizar más testeos para frenar la transmisión

El fin de semana, cuando todo el país vuelva a sentir el rigor de las medidas restrictivas, se cumplirán dos semanas del comienzo del decreto presidencial que estableció nuevas pautas de circulación y convivencia para intentar frenar la segunda ola de coronavirus. Al filo de ese plazo comienzan a aparecer las primeras conclusiones sobre el impacto que tuvieron los nueve días de confinamiento, o al menos algo parecido a eso, en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y el interior del país, con curvas que se comportan de manera diferente de igual forma a lo que ocurrió el año pasado.

Estados Unidos confirmó que donará vacunas a la Argentina a través del mecanismo Covax

De acuerdo al análisis de los datos y la opinión de los expertos que monitorean día a día los escenarios epidemiológicos, se observa un descenso en los casos diarios de Covid-19 aunque quizás no tan marcado como se hubiera esperado. Sin embargo, lo más importante es que se confirmó un freno en el aumento exponencial de los contagios que amenazaban con hacer estallar el sistema sanitario de las provincias. Además, en el AMBA los casos comienzan a bajar lentamente, pero no así en el interior del país. La curva bimodal, otra vez está presente en esta pandemia.

“En el AMBA están bajando los casos en forma lenta, porque las restricciones comenzaron un tiempo atrás. En las provincias aún no ocurre lo mismo, porque no se acompañaron las primeras medidas que se tomaron. Hay un desfasaje de lo que ocurre y el interior está en la cúspide de la segunda ola, con provincias donde las restricciones no se cumplen como se debiera”, analizó Luis Camera, secretario de la Sociedad Argentina de Medicina y miembro del comité de asesores del Presidente.

Cantidad de contagios diarios

Con jornadas que treparon hasta los 35.000 casos en todo el país, el dato más importante es el de la media móvil, el promedio de los últimos siete días que permite hacer una evaluación más detallada y no solo ver la fotografía de una jornada. En el pico de mayo fue de 33.172 casos (el 23) y el del jueves pasado bajó a 30.881. En los últimos días ese valor se encuentra en alrededor de 26.000.

“Todavía estamos en el tiempo de consultas de pacientes que se infectaron durante el período de restricciones por lo que en los próximos días podría haber un descenso mayor, quizás durante el fin de semana. Pero se nota una baja de un 8%, aproximadamente, y lo más importante, un freno en el aumento de casos”, analizó Leda Guzzi, integrante de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) y médica infectóloga de la Clínica Olivos. “El hecho de que no crezca no es un dato menor, porque cuando crecen los casos en forma exponencial, si no se detienen, se genera un efecto de bola de nieve. Era necesario frenarlo”, agregó.

Fallecimientos en todo el país

Para la especialista si el aumento no se detenía quizás se hubiese llegado a una situación crítica como la de alcanzar, por ejemplo, los 80.000 casos diarios. “Las restricciones frenaron el aumento, pero quisiera ver un impacto mayor durante el fin de semana. Si también se analiza el número absoluto de casos antes de las restricciones, durante y ahora, van bajando los contagios: llegamos a tener 260.000 en una semana y ahora estamos en 180.000. Un número aceptable sería llegar a los 20.000 casos diarios, por lo menos, para estar más tranquilos”, aportó Guzzi.

Denuncian un clima hostil entre inspectores de la Provincia y escuelas privadas

En la misma línea opinó Martín Stryjewski, jefe de Internación del Cemic y miembro de la Comisión directiva de la SADI. “Lo que hicieron las restricciones fue que la curva no siguiera subiendo, aunque hay que verlo por jurisdicciones. La Ciudad sigue con una meseta alta, pero no sigue subiendo, como está ocurriendo en el interior”, sostuvo.

“No hubo una disminución sustancial en el número de casos, pero tampoco vimos un aumento exponencial que nos hubiera explotado el sistema sanitario. Hay lugares que están teniendo camas libre en las terapias intensivas después de semanas de estar al límite. En Cemic, por ejemplo, donde tuvimos que ventilar pacientes en salas comunes, aparecen dos o tres camas libres. No es un margen grande, pero está ocurriendo”, agregó.

Algunos expertos consultados por LA NACIÓN indicaron que, además de los casos diarios, se debe seguir de cerca la positividad que arrojan los testeos, es decir, la cantidad de contagios detectados en los análisis que se realizan. En todo el país está en el orden de 36%, mientras que en la provincia de Buenos Aires se ubica en el 42% y en la Ciudad, en el 32%; la semana pasada era de 37% y 27%, y hace un año del 17% y 36%, respectivamente.

Positividad en los testeos

Sobre este punto el doctor en Bioquímica, Jorge Geffner, titular de la cátedra de Inmunología de la Universidad de Buenos Aires (UBA), es contundente: “Si estamos en 35.000 casos diarios, el número real es mayor, eso lo sabemos porque el promedio de positividad, entre el 30% y 35%, significa que se está subtesteando de acuerdo a los valores que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el orden del 10% a 15% de positividad”.

“Considero que pasamos el pico de la pandemia, porque estamos en un proceso distinto, aunque con matices similares al del año pasado ya que los casos están empezando a bajar en el AMBA y subiendo en el interior, con una pendiente de crecimiento distinto ya que la actual fue muy empinada”, expresó Geffner. “La perspectiva es que si logramos vacunar a los mayores de 50 y los grupos con comorbilidades bajará la mortalidad y la internación en terapia intensiva. Los próximos dos meses los vislumbro como un escenario de posible salida de esta situación”, agregó.

¿Cómo atravesar este nuevo período? “Hay que seguir con el semáforo sanitario durante varias semanas y en todo el país para abrir y cerrar en función de los casos por día, la ocupación de camas de UTI y otras variables. Hay que seguir cumpliendo con las medidas durante un tiempo más”, respondió Camera. Y Stryjewski aportó: “Quizás se deben seguir implementando las medidas restrictivas ante la ausencia de testeos masivos y vacunación incompleta. Las restricciones temporarias, quizás los fines de semana, pueden ser una alternativa”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.