Después del confinamiento, China pone la atención en la salud mental de los estudiantes

Por Winni Zhou y Brenda Goh
FOTO DE ARCHIVO. Un termómetro y gel sanitizante pueden verse fuera de una sala de clases de una escuela secundaria en Shanghái. Mayo, 2020. REUTERS/Aly Song

Por Winni Zhou y Brenda Goh

SHANGHÁI, 11 jun (Reuters) - Algunos estudiantes chinos que regresan a la escuela después del confinamiento están lidiando con conflictos familiares, mientras otros se preocupan por su rendimiento académico tras la paralización de actividades por el coronavirus, dijeron maestros y consejeros escolares.

La creciente ansiedad posterior a la cuarentena se convirtió en un tema de preocupación del gobierno central, ya que medios locales han informado sobre una serie de suicidios de jóvenes.

También ha llevado a medidas sin precedentes por parte de las escuelas y gobiernos locales para centrarse en la salud mental de los estudiantes, un tema que, al igual que el suicidio, ha sido a menudo tabú en la sociedad china.

"Hubo algunos incidentes desgarradores con la reapertura de las escuelas", dijo el vicealcalde de la ciudad sureña de Zhuhai, Yan Wu, en la reunión parlamentaria anual de China el mes pasado.

"Esto resalta la importancia y la urgencia de promover el desarrollo de la salud mental en los estudiantes", agregó.

En el encuentro parlamentario, al menos cuatro delegados presentaron propuestas para que se preste más atención a las necesidades psicológicas de los estudiantes.

En un distrito de Shanghái hubo 14 suicidios de estudiantes de primaria y secundaria este año, un número superior al de los últimos tres años, dijo Li Guohua, vicealcalde del distrito de Nueva Área de Pudong en Shanghái, a la revista financiera Caixin en mayo.

"Es la punta de un iceberg", aseguró.

Reuters no pudo contactar a Li ni confirmar el número con las autoridades locales.

El Health Times, de propiedad estatal, también informó el domingo que en todo el país, 18 estudiantes habían saltado de edificios en los últimos tres meses y citó a expertos que pedían más atención a la salud mental para este grupo.

Sin embargo, el artículo fue eliminado rápidamente, algo que ocurre comúnmente en China cuando se plantean temas delicados.

Desde que el país flexibilizó las medidas adoptadas para detener el brote del coronavirus, los estudiantes comenzaron a pasar de las clases en línea a las aulas en marzo.

A finales de abril, el ministerio de educación de China comenzó a decirle a las escuelas que presten atención a la salud mental y ajusten los planes académicos para que los estudiantes sientan menos presión.

Desde entonces, casi una docena de gobiernos locales tomó medidas, en tanto la provincia oriental de Anhui descartó algunos exámenes.



(Información de Winni Zhou y Brenda Goh, editado en español por Daniela Desantis)