Las confesiones de la princesa Amalia: un pedido que puede cambiar la vida de Máxima y el impacto del suicidio de su tía

·4  min de lectura
La publicación pone el foco sobre el cuerpo de la Amalia, la hija mayor de la reina Máxima
Instagram.com/koninklijkhuis/

El próximo 7 de julio, la princesa heredera de los Países Bajos, Amalia, cumplirá 18 años y ya estará habilitada para acceder el trono en caso de que sea necesario. Sin embargo, eso no está en sus planes en el corto plazo. En una serie de entrevistas que brindó para un libro autorizado por su mayoría de edad, la joven dijo que si bien está comprometida con una vida al servicio de su país, si su padre –el rey Guillermo- muriera o renunciara, le pediría a su madre, Máxima Zorreguieta, que tome su lugar temporalmente.

El libro, escrito por la actriz y comediante Claudia de Breij con la aprobación del servicio de información del gobierno (RVD, por sus siglas en holandés), y publicado hoy, es la mirada más profunda hasta la fecha sobre la vida y el carácter de Amalia, la hija mayor del rey Guillermo Alejandro y Máxima Zorreguieta.

Una selfie de la princesa con la autora del libro, Claudia de Breij
Una selfie de la princesa con la autora del libro, Claudia de Breij (RVD/)

Para el libro, De Breij entrevistó a la princesa seis veces el palacio Huis ten Bosch e intercambió varios mails y mensajes de WhatsApp con la joven para el libro, según el sitio NOS.

Amalia, quien renunció a la asignación anual de 1,6 millones de euros que le correspondía en su cumpleaños número 18, dijo que si su padre, de 54 años, muriera o renunciara inesperadamente, le pediría a su madre, nacida en la Argentina, la reina Máxima, que asumiera el trono temporalmente.

“Pero le dije a mi padre: sigue comiendo sano y haciendo mucho ejercicio”, aclaró, con picardía, la joven.

Sin embargo, Amalia remarcó que está “al servicio” de su país y que ya se imagina cómo sería su eventual reinado: “Si puedo prevenir una mala situación a través de la diplomacia, si puedo hacer del mundo un lugar un poco mejor, entonces seré feliz. Le doy mi vida a los Países Bajos”.

Si bien la Casa de Orange sigue siendo popular entre la mayoría de los holandeses, la monarquía ha sido objeto de crecientes críticas en los últimos años. Ante la posibilidad de que los republicanos pudieran abolirlo, Amalia dijo que podía aceptarlo. “Ellos pueden hacer eso, por supuesto, y luego yo también seguiré viviendo”, expresó.

Las vacaciones en familia de los reyes de los Países Bajos, en 2011
Las vacaciones en familia de los reyes de los Países Bajos, en 2011 (RVD/)

Además de sobresalir en la escuela, algo que ya era conocido, el libro reveló que Amalia tuvo un trabajo de medio tiempo como mesera en un café junto a la playa. El dueño se refirió en broma a ella como la “reina del cóctel”. 

En su tiempo libre, cuenta la autora, la joven se dedica a andar a caballo, a esquiar y a cantar “muy bien”.

La princesa Amalia junto a su padre, el rey Guillermo Alejandro, en 2019
La princesa Amalia junto a su padre, el rey Guillermo Alejandro, en 2019

La tragedia en su familia

La joven princesa señaló en las entrevistas que “la salud mental es tan importante como la física” y en ese sentido contó que fue a terapia cuando era más chica y que todavía lo hace cuando lo siente necesario.

“No creo que sea un tabú, y no me importa hablar de ello en público. Es completamente normal hablar con un profesional, sobre todo a la luz de lo que le pasó a mi tía”, dijo, en referencia al suicidio de la hermana menor de su madre, Inés, en su departamento de Buenos Aires en 2018.

Inés Zorreguieta, de boina roja, junto a la familia real, cuando Amalia era pequeña
Inés Zorreguieta, de boina roja, junto a la familia real, cuando Amalia era pequeña (Archivo/)

Amalia también habló de otra tragedia en su familia: la muerte de su tío, el príncipe Friso, enterrado por una avalancha cuando salía de una pista de esquí en Lech, Austria. La joven, apasionada por el esquí, dijo que ella tuvo “un entrenamiento especial”. “Y tengo todos los medios ante un riesgo de avalanchas conmigo, un buscapersonas, una mochila especial. Y siempre vamos con un guía”, aclaró.

La princesa actualmente espera pasar su año posterior a la escuela secundaria en una pasantía en una empresa multinacional antes de comenzar los estudios universitarios, probablemente en Leiden. Según dijo, se debate entre estudiar historia, economía y derecho.

Agencia Reuters

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: La reina Isabel II vio el fantasma de Isabel I en el castillo de Windsor

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.