Conferencia sobre Afganistán pide más esfuerzos para acelerar el diálogo de paz

Moscú, 18 mar (EFE).- Rusia, Estados Unidos, China y Pakistán, conocidos como la "troika ampliada" para el arreglo del conflicto en Afganistán, pidieron hoy al Gobierno afgano y al movimiento talibán que redoblen los esfuerzos para acelerar el diálogo de paz, atascado desde hace más de seis meses.

"Llamamos a los miembros de las negociaciones intraafganas a iniciar sin demora el debate acerca de las cuestiones fundamentales de la resolución del conflicto, incluidas las bases del futuro Estado pacífico y estable de Afganistán", señalaron en una declaración al término de una conferencia celebrada en Moscú.

El representante especial del presidente ruso para Afganistán, Zamir Kabúlov, explicó que, de hecho, representantes del Gobierno afgano y del movimiento talibán, que asistieron hoy a la reunión en la capital rusa, celebrarán mañana nuevas consultas en formato bilateral o trilateral, a fin de tratar de acercar posturas.

CONDICIONES PARA LA PAZ

La "troika ampliada" también abogó por el inicio de la negociación de una hoja de ruta para formar un "Gobierno inclusivo" y un cese de hostilidades "permanente e integral" en Afganistán.

Estos pasos, según Rusia, EEUU, China y Pakistán, permitirían llevar a cabo unas conversaciones que permitirían la firma de un tratado de paz.

Los cuatro países subrayaron que una paz duradera en el país centroasiático se puede alcanzar únicamente por la vía política y diplomática, y pidieron al movimiento talibán que se abstengan de pasos que puedan llevar a un incremento mayor de la violencia.

Las conversaciones de paz intraafganas entre Kabul y los talibanes, que comenzaron el pasado septiembre en Doha, continúan estancadas sin mayores avances, mientras continúa la violencia en el país.

En la primera ronda, las partes solo alcanzaron un entendimiento sobre las reglas y procedimientos para las conversaciones.

Estas conversaciones de paz buscan poner fin de manera dialogada a casi dos décadas de guerra en Afganistán, que comenzó en 2001 tras el derrocamiento de los talibanes con la invasión estadounidense.

MÁS CONVERSACIONES EN MOSCÚ

Kabúlov aseguró que las partes del conflicto "están dispuestas" a continuar las conversaciones sobre el establecimiento de la paz.

A su vez el presidente del Consejo Superior para la Reconciliación Nacional (HCNR), Abdullah Abdullah, confirmó que las autoridades afganas están "listas para conversar sobre cualquier asunto, sobre todo si permite alcanzar la paz".

"Y mientras más rápido, mejor", dijo Abdullah a los medios en el hotel President, donde se celebró la reunión de este jueves, que la delegación talibán abandonó sin hacer declaraciones.

El enviado especial ruso señaló que los futuros esfuerzos diplomáticos de Moscú estarán centrados en el trabajo "con pequeños grupos" de las partes enfrentadas a fin de garantizar un mayor entendimiento entre ellas y llevar "cuanto antes" la paz a Afganistán.

IMPULSO PARA LAS NEGOCIACIONES DE DOHA

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, confió previamente en la inauguración de la conferencia en la reactivación de las negociaciones intraafganas en Catar, que también acudió a la conferencia en calidad de país observador.

"Ante una degradación de la situación política y militar, más retrasos (en las negociaciones de Doha) son inaceptables", declaró.

Con todo, subrayó la importancia de las reuniones sobre el arreglo afgano que acogió la capital rusa en 2018 y 2019 y que "sentaron la base" para el inicio del proceso político en Doha.

DIÁLOGO Y COMPROMISO PARA UN NUEVO ACUERDO

Rusia insistió hoy en que un arreglo duradero en Afganistán depende de la "flexibilidad" de ambas partes del conflicto.

"En la mesa de las negociaciones es importante mostrar flexibilidad, hacer concesiones y evitar poner condiciones que son inadmisibles desde un principio", dijo el jefe de la diplomacia rusa, quien asimismo abogó por que los actores extranjeros no impongan su voluntad a ninguna de las partes.

LA SIGUIENTE REUNIÓN, EN TURQUÍA

La siguiente reunión para avanzar en el proceso de paz en Afganistán se celebrará en abril en Estambul, según anunció recientemente el ministro turco de Exteriores, Mevlüt Çavusoglu.

Este jueves, los representantes turcos presentes en la conferencia de Moscú precisaron que la fecha de la nueva reunión aún no está acordada, pero confiaron en que Rusia tomará parte en ese encuentro.

"Rusia es un socio importante de Turquía y estamos en estrecha cooperación con Moscú sobre asuntos del arreglo afgano", afirmó el emisario turco para asuntos de Afganistán, Hakan Tekin.

Agregó que Turquía se suma así a los esfuerzos internacionales para dar un nuevo impulso y "nueva dinámica" a las negociaciones interafganas.

(c) Agencia EFE