Confabulario. Daniel Lezama: el naturalismo de los sueños

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 22 (EL UNIVERSAL).- "Yo no me considero neomexicanista ni parte de una tendencia que replica elementos, sino como alguien que los analiza, los desmenuza, los deconstruye. Me considero 'heteromexicano', heterogénea en su visión de México", dice el pintor Daniel Lezama, uno de los exponentes más relevantes de la pintura mexicana. Con motivo de la exposición "Daniel Lezama. Vértigos de mediodía", que se exhibe en el Museo de Arte Moderno, el artista plástico habló en entrevista con el especial digital 59 del suplemento cultural "Confabulario" de EL UNIVERSAL.

Con una pintura que se caracteriza por superponer los planos temporales de la historia de México con símbolos religiosos, personajes erotizados y elementos de experiencias mágicas, Lezama se define también como un naturalista que explora los significados del mestizaje pero más allá de los planos teóricos. De este modo, en su obra también puede percibirse la presencia de la geografía, la vegetación, la historia sobrenatural de los espíritus, de los mitos y de las ideas marginales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.