Confabulario. Conociendo Qatar

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 18 (EL UNIVERSAL).- Qatar es el primer país de Medio Oriente en ser la sede de un Mundial de Futbol. Para Qatar es más que un evento deportivo: lo que han construido, reformado y gastado en una década es una inversión millonaria para mostrarse como la nación más desarrollada del mundo árabe.

Qatar se muestra como un país cosmopolita que también quiere proclamarse como la capital cultural moderna de Medio Oriente en plena construcción, con una jungla de modernos edificios construidos por los arquitectos más prestigiosos del mundo, creadores de sedes corporativas, complejos comerciales y residencias futuristas sobre islas artificiales e instituciones educativas y culturales tan bellos como funcionales.

Son los modernos complejos faraónicos que equivalen a las antiguas construcciones egipcias, y también han sido construidas con trabajo esclavo: miles de obreros procedentes de los países más pobres de Asia y África han sido explotados durante más de una década para tener a tiempo la infraestructura mundialista. La opinión pública en Occidente ve con desacuerdo la explotación laboral en la península, mientras los qataríes la minimizan a pesar de que muchos de ellos son hijos y nietos del reciente pasado esclavista de Qatar, un país que hasta 1952 abolió la esclavitud oficialmente.

El suplemento Confabulario también publica en su número 426 una crónica sobre la experiencia de ser mujer en Medio Oriente, específicamente en Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos. El texto abarca no sólo la la experiencia y perspectiva de una mujer occidental, sino también cuenta con la visión de mujeres que habitan en la región, quienes envían el siguiente mensaje: "Invitamos a la cultura de occidente a aceptar y apreciar nuestra cultura, porque vivimos una vida normal, como en cualquier otro país".