"Conexiones inapropiadas": reproches en la Casación por las visitas del juez Gustavo Hornos a Mauricio Macri

Hernán Cappiello
·3  min de lectura

El presidente de la Cámara de Casación, Gustavo Hornos, explicó este jueves a sus colegas las razones que lo llevaron visitar al entonces presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada, encuentros que motivaron una denuncia en su contra en el Consejo de la Magistratura. Pero el asunto no quedó zanjado con los argumentos que expuso el juez, pues tres de sus colegas le recriminaron por escrito sus actos y le dijeron que en su rol institucional no solo no debe tener conexiones con el Poder Ejecutivo, sino que además debe evitar que así lo parezca.

El asunto se inició cuando los diputados kirchneristas Rodolfo Tailhade, Eduardo Valdés y Martín Soria denunciaron que Hornos visitó a Mauricio Macri de manera contemporánea con el dictado de una sentencia en contra de Cristina Kirchner. Hicieron además de la denuncia penal una presentación en el Consejo de la Magistratura para que se investigue su conducta.

El lavagnismo cruzó a Oscar Parrilli: "A los cómplices de Mauricio Macri los tiene que buscar en el Frente de Todos"

La ministra de Justicia, Marcela Losardo, se refirió el fin de semana a estas visitas, para criticar a la Justicia Federal y denunciar que Comodoro Py encubre al macrismo.

El asunto cayó como una bomba en la Cámara de Casación, un tribunal de 13 integrantes, algunos de los cuales se miran con desconfianza y tienen sus propias internas. Por eso fue que a la reunión de esta mañana entre los titulares de las cuatro salas, presidida por Hornos, algunos acudieron con la artillería preparada. Hornos abrió el encuentro explicando que tenía una relación social con Macri y que en ocasiones hablaron de la Justicia y de las cárceles, pero dijo que no conversaron sobre causas en trámite.

Estaban presentes Daniel Petrone, Alejandro Slokar, Liliana Catucci y Mariano Borinsky, que presiden las cuatro salas. A su turno, cada uno dijo que iba a trasmitir estas explicaciones a los otros dos colegas de sus respectivas salas. Y la reunión por Zoom continuó durante tres horas.

Sin embargo, poco después, los jueces Slokar, Carlos Mahiques y Guillermo Yacobucci le enviaron a Hornos y a sus colegas una nota en la que le reprocharon sus visitas, le señalaron críticas y al parecer no dieron por cerrado el episodio.

"Resulta imposible ignorar la responsabilidad intrínseca en la representación y conducción de un cuerpo colegiado -que maximiza la obligación de mantener una conducta irreprochable- habida cuenta que cualquier acto podría repercutir en la percepción sobre la propia Cámara y el resto de los jueces", el señalaron.

Y le transcribieron lo que señalan los Principios de Bangalore sobre la conducta judicial: "Un juez no solo estará libre de conexiones inapropiadas con los Poderes Ejecutivo y Legislativo, y de influencias inapropiadas por parte de los citados poderes, sino que también deberá tener apariencia de ser libre de las anteriores a los ojos de un observador razonable". En otras palabras, un juez no solo debe ser independiente sino parecerlo.

"Estos estándares mínimos no pueden dejar de ser memorados cada día de los que se transite en el desempeño de la magistratura, tanto más para el ejercicio del gobierno de la jurisdicción que le fuera confiado", agregaron.

Vacunas de privilegio: Waldo Wolff propone penalizar a los funcionarios que se inmunizaron pese a no tener prioridad

La impresión entre algunos colegas de la Casación es que la puja continuará. No se olvidan que el presidente anterior de la Casación no pudo terminar su mandato y tuvo que renunciar a la presidencia en medio de denuncias que llegaron a una sanción del Consejo de la Magistratura.