Conductor de embarcación acusado de choque mortal de parapente contra un puente en los Cayos

·6  min de lectura

El capitán de una embarcación de los Cayos quien dijo a la Policía que había cortado un cable atado a parapente en apuros, haciendo que una joven madre y dos niños pequeños se precipitaran al agua, fue acusado el jueves de causar la muerte de la mujer.

Daniel Gavin Couch, de 49 años, ingresó en la cárcel del Condado Monroe acusado de un delito de homicidio imprudente. Está detenido bajo una fianza de $100,000.

La mujer, Supraja Alaparthi, de 33 años y originaria de Schaumburg, Illinois, murió el 30 de mayo, el Día de los Trabajadores, después que la plataforma, con ella y los niños atados, fue arrastrada por el parapente empujado por el viento unas dos millas y se estrelló contra el puente Old Seven Mile, cerca de Pigeon Key, en los Cayos.

Tras el impacto, las tres personas siguieron aseguradas en el aparejo, pero este colgaba del puente. Alaparthi estaba bajo el agua. Su sobrino de 9 años, Vishant Sadda, estaba doblado hacia atrás con la cabeza sumergida. Su hijo, Sriakshith, de 10 años, estaba herido, pero colgando en posición vertical.

Sin embargo, Couch no maniobró con su embarcación bajo el puente para intentar liberarlos “aunque los miembros de la familia que estaban en la embarcación del parapente dijeron más tarde de que le rogaron que los ayudara”, declararon los investigadores de la FWC en su declaración jurada de causa probable.

Cuando un guía de barcazas que observó la tragedia se apresuró a socorrer a la familia, probablemente Supraja Alaparthi ya estaba muerta.

El guía, John Callion, llevaba dos pasajeros en su embarcación. Cortaron las cuerdas del arnés y liberaron a Supraja y a los niños. La pasajera Linda Bell inició inmediatamente la reanimación cardiopulmonar de Supraja. Su esposo, Eldon Bell, comenzó el procedimiento con Vishant, según el informe.

Callion condujo su embarcación hasta el Sunset Grille, en la base norte del puente. Trasladaron a las víctimas a los paramédicos que esperaban en el muelle.

Supraja fue declarada muerta en el lugar, dijo la investigadora de la FWC Paige Pestka. Vishant fue trasladado en avión al Hospital Infantil Nicklaus, cerca de South Miami, y Sriakshith, quien resultó herido de menor gravedad, fue trasladado al Fishermen’s Community Hospital, un hospital de Marathon.

Pestka dijo que las personas estuvieron en el agua unos siete minutos antes de ser rescatadas.

La Fiscalía Estatal del Condado Monroe acusó a Couch de la muerte de Alaparthi el jueves tras una investigación de la FWC.

Según el informe inicial de los investigadores de la FWC, Couch dijo que cortó el cabo con una navaja después de que el parapente se “clavara”, es decir, que se llenara de tanto aire por una fuerte ráfaga de viento que temió que arrastrara la embarcación.

Tres personas cuelgan de un parapente frente al viejo puente Old Seven Mile en los Cayos de la Florida el lunes 30 de mayo de 2022, minutos antes de que una fuerte ráfaga de viento hiciera que el capitán del barco que los remolcaba los soltara.
Tres personas cuelgan de un parapente frente al viejo puente Old Seven Mile en los Cayos de la Florida el lunes 30 de mayo de 2022, minutos antes de que una fuerte ráfaga de viento hiciera que el capitán del barco que los remolcaba los soltara.

Las aguas del Golfo de México y del Océano Atlántico que rodean el puente Old Seven Mile eran tranquilas y el viento estaba en calma justo antes de que Couch llevara a 12 miembros de la familia desde la base de la embarcación en Captain Pip’s Marina, en la ciudad de Marathon, a lo que se suponía que iba a ser una divertida aventura.

Pero los testigos, entre ellos John Callion, el guía que salvó a los niños, dijeron que las nubes de la tormenta estaban claramente en el horizonte.

Una foto del Puente Old Seven Mile en los Cayos de la Florida muestra un parapente colgado en el Old Seven Mile el lunes 31 de mayo de 2022. Una mujer murió ese día tras caer de ese parapente, ser arrastrada por el agua y estrellarse contra el puente, según las autoridades.
Una foto del Puente Old Seven Mile en los Cayos de la Florida muestra un parapente colgado en el Old Seven Mile el lunes 31 de mayo de 2022. Una mujer murió ese día tras caer de ese parapente, ser arrastrada por el agua y estrellarse contra el puente, según las autoridades.

Couch y su compañero enviaron a otros tres familares a la plataforma de parapente antes de que les llegara el turno a Alaparthi y a los niños, según una demanda por homicidio con imprudencia presentada en junio por el esposo de Supraja contra la empresa de Couch, Lighthouse Parasail Inc.

Mientras tanto, el tiempo empeoraba, según la demanda civil.

Para cuando Supraja y los niños fueron izados a unos 200 pies alrededor de las 5 p.m. las condiciones se deterioraban rápidamente. La tripulación perdió el control del parapente, que “empezó a balancearse violentamente de un lado a otro”, dice la demanda.

En ese momento, Couch y el ayudante no pudieron controlar ni la embarcación ni el parapente, y se tomó la decisión de cortar el cabo.

Cuando entraron en el agua, Couch hizo sonar una bocina para indicar a las personas del equipo que tiraran de una correa roja unida al paracaídas, conocida como “chute wrangler”, diseñada para ayudar a recuperar el parapente en caso de que se cortara la línea, escribió Pestka de la FWC.

Pero el dispositivo no estaba desplegado, así que Couch acercó la embarcación al parapente para que el ayudante pudiera usar un gancho para intentar rescatar a las personas que estaban en el agua. Cuando eso falló, el compañero saltó al agua, pero no pudo agarrar el parapente, según el informe del arresto.

Couch volvió a mover la embarcación para intentar agarrar el aparejo él mismo, pero el viento hizo volar el parapente por encima de la embarcación, haciendo que las tres personas se precipitaran hacia el puente, dijo Pestka.

Otros cargos

Además del homicidio imprudencial, Couch está acusado de varios delitos menores relacionados con las leyes que deben cumplir los operadores comerciales de parapentes.

Todas las embarcaciones de parapente deben tener una radio VHF operativa con la que los tripulantes de la embarcación pueden llamar directamente a los guardacostas para pedir ayuda. Couch dijo a los investigadores que su embarcación tenía una radio VHF, pero que estaba apagada. Dijo que intentó llamar al 911 con su teléfono móvil varias veces, pero no funcionó.

Pestka dijo que los registros de su teléfono móvil muestran que eso no es cierto y que “no hubo llamadas salientes para el servicio de emergencia”.

Las radios VHF también transmiten avisos meteorológicos críticos. El Servicio Meteorológico Nacional pronosticó vientos fuertes, lluvias intensas y tormentas eléctricas minutos antes de que Couch se embarcara en el viaje, lo que por ley le habría prohibido permitir que sus pasajeros subieran al parapente.

Pero un video grabado por la familia indica que Couch sabía que el tiempo era demasiado duro mientras Supraja y los niños estaban colgados en el aire detrás de la embarcación. Se le oyó quejarse de que las olas “se ponían blancas” y decir que las “nubes eran demasiado grandes”.

Los investigadores dicen que Couch tenía otras opciones además de cortar el cabo de remolque, como girar la embarcación 180 grados o acelerar rápidamente hacia el parapente para disminuir la tensión del cabo.

“La única medida que adoptó Couch fue cortar el cabo de remolque”, dijo Pestka.

Por último, aunque dijo a los investigadores que había explicado a los pasajeros cómo tirar del parapente, no está claro si habría funcionado aunque Supraja intentara tirar de él porque estaba instalado al revés, dijo Petska.

“En conclusión, las acciones acumulativas y negligentes del capitán Daniel Couch el día del incidente provocaron la muerte de Supraja Alaparthi, las lesiones de su hijo Sriakshith Alaparthi y las graves lesiones de Vishant Sadda”, escribió Petska.