Conductor de camioneta persigue a tres personas, mientras les disparaba y las insultaba

Getty Images

Un hombre en una camioneta persiguió a tres personas disparándoles con una escopeta de cañón recortado, al tiempo que “les gritaba insultos raciales”, según dijo el departamento de policía de una localidad de la Florida.

Las tres personas “muy asustadas”, entre ellas, dos adolescentes, llamaron a la policía de Punta Gorda el 17 de noviembre por la tarde para informar que estaban siendo perseguidos por un hombre en una camioneta roja que les estaba disparando, dijo en un comunicado la policía del Condado Charlotte.

Todo comenzó cuando el hombre salió de la camioneta empuñando el arma y se acercó a a los tres “vociferando vulgaridades” contra ellos. El grupo se alejó del lugar, mezclándose en el tráfico para tratar de escapar del hombre, pero él los siguió.

“Aterrorizados, las víctimas escucharon cuatro disparos y siguieron hacia Arcadia”, una ciudad ubicada a unas 25 millas al noreste de Punta Gorda.

Continuaron conduciendo un rato más, todo el tiempo hablando por teléfono con las autoridades, hasta que dejaron de ver a la camioneta y se encontraron con las fuerzas del orden.

Patrulleros de la policía buscaron por el área y hallaron la camioneta roja estacionada en un vecindario cercano. Cuando los patrulleros le dijeron al conductor que les mostrara las manos, el hombre, que después fue identificado como Steven Whitney, de 44 años, puso la camioneta en marcha atrás y arrancó, tratando de huir.

Whitney condujo durante menos de dos minutos antes de entrar en una propiedad, bajarse del vehículo y correr hacia una casa móvil.

Los agentes terminaron arrestando a Whitney, y cuando lo registraron, encontraron un “proyectil de calibre 12” en uno de los bolsillos. Los investigadores después registraron la camioneta y la propiedad, y hallaron una “escopeta de cañón recortado de calibre 12 y de color negro, proyectiles; casquillos disparados, y ropa que coincidía con la descripción que dieron las víctimas”, dijo la policía.

Whitney encara varias acusaciones, como conducir en estado de embriaguez, tratar de escapar, resistirse al arresto, disparar un arma de fuego en público, y otros tres cargos de agresión con agravantes con un arma de fuego, de acuerdo con la policía.

Punta Gorda queda a unas 100 millas al sur de Tampa.

En un comunicado que dio a conocer, Bill Prummell, jefe de la policía de Charlotte, dijo que se sentía muy orgulloso de los operadores del 911 y de los patrulleros que ayudaron a atrapar a Whitney, y también le agradeció a las víctimas.

“Estos jóvenes demostraron tener una gran valentía ante el aterrador y vil encuentro, y ahora Steven Whitney deberá enfrentar la justicia”, dijo Prummell en el comunicado.

Traducción de Jorge Posada