En condominios de MH y BJ discriminan a contagiados

·3  min de lectura

Kevin Ruiz

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 21 (EL UNIVERSAL).- En algunos conjuntos habitacionales de Miguel Hidalgo y Benito Juárez se registraron casos de discriminación contra las personas contagiadas de Covid-19, quejas que llegaron hasta la Procuraduría Social de la Ciudad de México (Prosoc); sin embargo, a casi 11 meses del inicio de la emergencia sanitaria, su titular Patricia Ruiz Anchondo apeló a que los vecinos sean solidarios con las personas portadoras del coronavirus.

Aunque precisó que el organismo a su cargo no está facultada para intervenir y recibir dichas quejas, sino la Agencia de Control Sanitaria, hizo un llamado para que las personas de conjuntos habitacionales de clase media y alta no caigan en discriminación.

"Los sectores populares son más solidarios, pero la clase media de pronto tiene muchos prejuicios, no tienen confianza, y esto corrió más al inicio de la pandemia, que no se conocía mucho sobre el virus", dijo Ruiz Anchondo en entrevista con EL UNIVERSAL.

La titular de la Prosoc dijo que harán un exhorto para que los vecinos se "comporten" apegados a los reglamentos de la ley condominal para que no alteren, en medio de esta contigencia sanitaria, el espacio, pues han recibido algunas quejas por abuso.

Al ser consultada sobre cuáles son los principales problemas entre vecinos que se han registrado en medio de esta emergencia sanitaria, refirió que además de las fiestas o reuniones, la organización de asambleas condominales ilegales para subir cuotas representan riesgo.

Aseguró que esto comienza a ser un negocio que está afectando los bolsillos de los capitalinos que viven en dichos condominios, pues se han elevado los pagos por administración hasta 5 mil pesos, por cada departamento, cuando cada torre alberga un aproximado de 30.

No sólo esta ha sido una de las quejas que han ingresado a la procuraduría social desde el inicio de la contingencia sanitaria, también está el tema de las fiestas y reuniones que aglomeran muchas personas. Y es que los vecinos consideran que la realización de las mismas genera un problema de salud para los que habitan un condominio, explicó la funcionaria.

Precisó que en el tema de las fiestas que se realizan semáforo rojo, la procuraduría social no puede intervenir por lo que canalizan las llamadas al C5, pero que necesitan de la reforma a la Ley de Régimen de Propiedad de Condominios, el cual se pretende debatir en el segundo periodo de sesiones del Congreso local, pues con esta podrían intervenir en reuniones.

Manifestó que ellos podrían intervenir en un fiesta si la catalogan como "falta que altera la tranquilidad del condominio", para poder aplicar algún tipo de sanción, pero que éstas actualmente no pueden ser aplicadas debido a la suspensión de procesos.

Comentó que en la propuesta de reforma que fue presentada al Congreso de la Ciudad de México por parte de las autoridades capitalinas, se indica que la Prosoc puede intervenir en fiestas en tiempos de pandemia, aspecto que consideró importantes, pues señaló que durante todo 2021 el panorama indica que continuará la emergencia sanitaria.