Las condiciones en Pakistán no mejoran en el marco de los feroces monzones

Las peores inundaciones de la última década y desbordaron las posibilidades de reacción de las autoridades pakistaníes. Como consecuencia se superó la barrera de los 1.200 ciudadanos fallecidos, de los cuales 400 son niños, y obligó a que las autoridades debieran movilizar a más de 50.000 personas hacia locaciones más seguras.