Las condiciones meteorológicas facilitan las tareas de extinción en España

·3  min de lectura

Madrid, 26 jul (EFE).- La ola de incendios forestales que en los últimos días devasta decenas de miles de hectáreas en España continúa este martes con menor peligro e intensidad, puesto que el viento y las temperaturas facilitan las tareas de extinción de los numerosos focos.

La región de Galicia (noroeste del país) registraba a primera hora de este martes cuatro fuegos forestales, dos de los cuales ya están estabilizados y otros dos controlados, con un total de 28.350 hectáreas en llamas.

En Cataluña (noreste de España) se respira cierta calma después de trece días bajo riesgo extremo y se desactivó la alerta del plan de emergencias por incendios ante la mejora de las condiciones meteorológicas.

Algo que también ha ocurrido con algunos de los fuegos que siguen activos en Castilla y León (centro-norte del país), una de las regiones que más preocupan por el desarrollo de los incendios, que han bajado a nivel 1 de peligrosidad.

Sin embargo y a pesar de estar bajo control o estabilizada la mayor parte de los incendios declarados en Andalucía (sur de España), ascienden a una decena los fuegos que han asolado el territorio en las últimas veinticuatro horas, durante el tramo final de una ola de calor que empieza a remitir en la región, pero que mantiene termómetros por encima de los 40 grado.

ALIVIO DEL CALOR

La segunda ola de calor que empezó el 7 de julio en Andalucía llega a su fin, "hoy es el último día de calor de esta ola", anunció el director del centro meteorológico del municipio de Málaga, Jesús Riesco.

Mañana empezarán a bajar las temperaturas llegando a los 35º, el viernes 37º y seguirán incrementándose durante el fin de semana hasta los 39-40, "subida de temperatura pero -resaltó- no una nueva ola de calor".

La ola de calor ha sido más intensa que la del pasado junio, confirmó Riesco, quien añadió que en "algunos sitios se podría hablar del julio más cálido en muchos años, aunque ese dato aún no se conoce".

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) advirtió de que en España las olas de calor pueden ser persistentes durante este verano y alargarse hasta octubre y pronosticó que los próximos meses van a ser muy secos y que apenas se registrarán lluvias.

Por su parte, el Ayuntamiento de Barcelona (noreste de España) desactivó este martes la fase de alerta del protocolo por ola de calor, once días después de que se activara el pasado 15 de julio, el período de tiempo más largo de la historia desde que se crearon los protocolos de ola de calor.

Según informó este martes el consistorio en un comunicado, la desactivación de la alerta llega después de comprobar en las previsiones meteorológicas un descenso de las temperaturas hasta valores "más habituales" para esta época del año.

Esta situación ya se preveía en la declaración de emergencia climática que hizo Barcelona en enero de 2020, donde alertaba de la necesidad de adaptarse al cambio climático.

Existe una ola de calor cada cuatro años, aunque se prevé que, en el mejor de los casos, esta frecuencia se multiplique por ocho y, en el peor, hasta dieciséis, detalló la nota.

Barcelona dispone este verano de una red de 202 refugios climáticos y, según el consistorio, el 95 % de la población tiene uno de ellos a diez minutos de casa como máximo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.