Condenan por torturas a un militar, sobrino de exdictador en Uruguay

Marcha del Silencio, contra la dictadura militar y la impunidad de los responsables, el 20 de mayo de 2015 en Montevideo (AFP/Archivos | Miguel Rojo)

Un militar retirado de Uruguay, sobrino del fallecido exdictador Gregorio Alvarez, resultó procesado y enviado a prisión por torturas contra detenidos, confirmaron a la AFP fuentes del Poder Judicial este viernes.

Las fuentes indicaron que el juez José María Gómez aceptó el pedido de la fiscalía y según la sentencia emitida se "procesó con prisión bajo la imputación de un crimen de tortura en concurso formal de abuso de autoridad contra los detenidos" al coronel retirado Rodolfo Gregorio Álvarez.

Este fallo resulta inédito porque sería la primera vez que se imputa en un procesamiento el delito de tortura, indicó la fiscal del caso Ana María Tellechea a medios locales.

La condena se centra en los apremios físicos y sicológicos cometidos por Álvarez durante interrogatorios al dirigente del Sindicato de la Construcción (SUNCA) y del entonces Partido por la Victoria del Pueblo (PVP, izquierda radical) Gerardo Riet, detenido en 1980 en un operativo castrense.

El militar actuaba durante el último gobierno de facto (1973-85) en el cuartel La Tablada -conocida también como Base Robert en ese período- y había sido denunciado por someter a Riet y otros detenidos a reiterados "apremios físicos y sicológicos".

La sentencia se apoyó en los testimonios de varios testigos que sindicaron al entonces capitán como autor de los apremios.

El procesado es sobrino del exdictador Gregorio Álvarez, un militar que murió a los 91 años a fines de diciembre pasado. Su tío había sido detenido en 2007 y procesado con 25 años de cárcel por crímenes de violaciones a los derechos humanos.