Condenan a hombre de Florida a siete meses de cárcel por el contrabando de este animal

·2  min de lectura
Fiscalía Federal del Distrito Sur de Florida

Un empresario del sur de la Florida fue sentenciado a siete meses de prisión y a tres años de libertad supervisada —el primer año lo deberá cumplir en confinamiento domiciliario—, por su participación en un plan de contrabando de tortugas capturadas ilegalmente en Estados Unidos y enviadas a China, Japón y otros países.

Michael Van Nostrand, de 55 años, de Davie, también debe pagar de inmediato una multa de $100,000 y no podrá participar en el comercio de vida silvestre durante el período de libertad supervisada, informó la Fiscalía Federal del Distrito Sur de la Florida.

Su empresa Strictly Reptiles, Inc. fue sentenciada a cinco años de supervisión, a pagar una multa de $150,000 y será supervisada con un monitor/auditor independiente, que será seleccionado y designado con la aprobación del tribunal.

Durante la audiencia de sentencia, el juez citó los problemas de salud de Van Nostrand “como la única razón para no imponer una sentencia más alta”.

Según los registros judiciales, desde aproximadamente abril de 2017 hasta abril de 2019, los acusados y sus cómplices establecieron una red de “recolectores” para capturar especímenes de varias tortugas de agua dulce salvajes en el estado de ña Florida.

Luego comercializaron y vendieron las tortugas como “criadas en cautiverio” a clientes nacionales e internacionales para dar la apariencia de que los quelonios se obtuvieron legalmente, dijo la fiscalía.

En mensajes de texto, Van Nostrand exhortó repetidamente a sus proveedores a adquirir más de las principales especies: tortugas de barro de tres rayas de la Florida (Kinosternon baurii) para su empresa.

Para completar el esquema y evadir la detección, los coconspiradores marcarían falsamente las declaraciones federales de exportación requeridas con un código que indica que las tortugas fueron criadas en cautiverio, en lugar de capturadas en la naturaleza.

Una investigación realizada por la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida y el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EEUU documentó la adquisición y venta ilegal de aproximadamente 3,500 tortugas de agua dulce de Florida.

Las multas impuestas al acusado y a su empresa deben pagarlas al Fondo de Recompensas de la Ley Lacey, un fondo autorizado por el Congreso disponible para pagar el cuidado, tratamiento y rehabilitación de la vida silvestre en espera de su disposición al concluir los asuntos civiles y penales y para compensar a los testigos y colaboradores en las investigaciones penales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.