Condenan antisemitismo de nacionalistas polacos

·2  min de lectura
Personas sostienen banderas polacas durante la marcha anual del Día de la Independencia en Varsovia, Polonia, el 11 de noviembre de 2021. (AP Foto/Czarek Sokolowski)

VARSOVIA (AP) — Funcionarios del gobierno de Polonia e Israel condenaron el sábado un incidente antisemita de esta semana en que participaron nacionalistas polacos que coreaban “Muerte a los judíos” durante el Día de la Independencia de Polonia.

Los participantes de la marcha también incendiaron una copia de un documento medieval que ofrecía protección a los judíos y derechos de tierras polacas. La expresión pública de odio ocurrió el jueves en Kalisz, una ciudad en el centro de Polonia, durante la celebración nacional.

Los líderes del evento también se refirieron a las personas LGBT como “sionistas” y “enemigos de Polonia” que deben ser expulsados.

El ministro del Interior polaco, Mariusz Kaminski, dijo el sábado que esperaba que “las personas que organizaron la asamblea vergonzosa y escandalosa en Kalisz el 11 de noviembre sufran consecuencias legales”.

El ministro de Exteriores israelí, Yair Lapid, elogió la “condena inequívoca” de las autoridades polacas y dijo que la población judía “espera que el gobierno polaco actúe sin compromiso contra quienes participaron en esta exhibición impactante de odio”.

“El incidente antisemita terrible en Polonia recuerda a todos los judíos del mundo la fuerza del odio que existe en el mundo”, dijo Lapid.

La influyente Iglesia católica de Polonia también condenó enfáticamente la exhibición de odio.

El obispo Rafal Markowski, presidente del Comité para el Diálogo con el Judaísmo de la Conferencia de Obispos polaca, señaló que “tales actitudes no tienen nada que ver con el patriotismo”.

“Socavan la dignidad de nuestros hermanos y destruyen el orden social y la paz. Son una contradicción directa al evangelio y la doctrina de la Iglesia”, afirmó Markowski.

En años recientes, las celebraciones del Día de la Independencia de Polonia han sido opacadas por eventos dirigidos por grupos de ultraderecha.

El más grande del jueves fue en Varsovia. El alcalde intentó prohibirlo, argumentando que la capital polaca no era lugar para “eslóganes fascistas”. Contaba con el apoyo judicial para la prohibición, pero el gobierno polaco de ultraderecha otorgó a la marcha el estatus de ceremonia Estatal, el ejemplo más reciente de los gobernantes nacionalistas intentando ganarse el favor de grupos extremistas.

Durante siglos, Polonia fue una de las tierras más amables con los judíos, en donde reyes les ofrecían protección después de huir de la persecución en tierras alemanas.

La comunidad judía de Polonia se convirtió en una de las más grandes en Europa en el siglo XX, con unos 3,3 millones de judíos en el país justo antes de la Segunda Guerra Mundial. La mayoría fueron asesinados por la Alemania nazi durante el Holocausto. Actualmente la comunidad es muy pequeña y se reduce a miles.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.