Condenan a 74 años de cárcel a hispano que mató a un militar en Colorado

Agencia EFE

Denver (CO), 10 ene (EFE News).- Un hispano del sur de Colorado recibió este viernes una condena de 74 años de cárcel por asesinar a un oficial de inteligencia del Ejército de Estados Unidos a la salida de un bar en la localidad de Colorado Springs, en septiembre de 2018.

Gilberto Chávez Jr., de 28 años y con una larga historia criminal, disparó contra el capitán Daniel Lehman, también de 28 años en el momento de fallecer, sin que ambos se conociesen y sin que mediara alguna disputa.

Según la Fiscalía, Chávez estaba drogado con metanfetamina y tuvo un episodio de paranoia que lo llevó a cometer el crimen.

Paradójicamente, Lehman había ido al bar junto con un grupo de soldados para celebrar su regreso con vida después de una misión de combate en Afganistán y de servir en Europa.

Según el fiscal Andy Vaughan, Lehman estaba caminando y alejándose del lugar cuando recibió un disparo de un arma calibre 22, que le provocó la muerte. Aunque no hubo testigos, la reconstrucción del crimen indica que el disparo fue “intencional, pero no premeditado”.

Aunque no hubo premeditación, Chávez “celebró” el incidente tatuándose en su espalda el conocido dibujo con tiza sobre el piso en forma de un cuerpo humano caído.

El 1 de noviembre pasado, Vaughan argumentó ante el juez del Cuarto Distrito Judicial de Colorado que la sentencia a Chávez debería llegar al máximo previsto por la ley (72 años).

El fiscal pidió que además se sumasen otros años a esa condena porque Chávez ya había sido convicto por posesión ilegal de armas de fuego y porque Chávez no había cumplido con las condiciones de su libertad condicional.

Un mes después del crimen, un llamado anónimo a la policía de Colorado Springs permitió resolver el caso. Las investigaciones determinaron que Chávez había publicado referencias indirectas al crimen su página de Facebook.

Además, el hispano había participado de otro ataque sin aparente motivo en una gasolinera local dos días antes de la muerte de Lehman, aunque en aquel caso la persona contra quien Chávez disparó sobrevivió.

Lehman, de Santa Fe, Nuevo México, se graduó de la Academia West Point y estaba destinado en Fort Carson, Colorado. Hablaba español (el idioma natal de su madre) y mandarín (lengua que había estudiado en China).

Al imponer la sentencia, el juez William Bain lamentó que las acciones de Chávez hubiesen terminado con la vida “de alguien totalmente inocente”.

(c) Agencia EFE