Condena internacional por uso excesivo de la fuerza y abuso policial durante protestas en Colombia

Newsweek México
·3  min de lectura

Amnistía Internacional, la ONU, la Unión Europea y Estados Unidos denunciaron un uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía de Colombia para controlar casi una semana de violentas protestas contra el gobierno que dejan una veintena de muertos y centenares de heridos.

Amnistía Internacional denunció la respuesta militarizada y la represión policial en las manifestaciones contra el proyecto de ley de reforma tributaria presentado por el presidente Iván Duque.

“Las autoridades colombianas deben investigar de forma rápida, independiente e imparcial todas las denuncias de uso excesivo e innecesario de la fuerza contra manifestantes, que ha dejado como saldo docenas de personas muertas y heridas, detenciones arbitrarias, actos de tortura y violencia sexual, y denuncias de personas desaparecidas. Asimismo, deben respetar la libertad de expresión y de prensa y garantizar que quienes ejercen el periodismo puedan cubrir los hechos de manera segura,” dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Por su parte la ONU condenó el “uso excesivo de la fuerza” del gobierno colombiano.

La portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Marta Hurtado, lanzó un llamado a la calma antes de una nueva jornada de manifestaciones, prevista para el miércoles.

Entérate: Presidente de Colombia cancela reforma tributaria que movilizó al país

“Nuestra oficina en Colombia está trabajando para verificar el número exacto de víctimas y establecer las circunstancias de estos terribles incidentes en Cali”, señaló Hurtado.

Estados Unidos instó a las fuerzas del orden a actuar con “máxima moderación” para evitar más muertes, mientras que la Unión Europea pidió “evitar el uso desproporcionado de la fuerza”.

Foto: Luis ROBAYO / AFP

Paro del 28 de abril

Lo que empezó el miércoles como una manifestación pacífica en rechazo a una reforma fiscal ya retirada se transformó en graves protestas contra el gobierno. Según datos oficiales las jornadas dejan 19 muertos (al menos tres por disparos), 89 personas desaparecidas y 846 heridos.

Este martes se reportan bloqueos en las vías de los departamentos de Cundinamarca (centro), Meta (centro), Quindío (centro-oeste) y Valle del Cauca (suroeste).

También hay manifestaciones en la capital Bogotá y en Cali, tercera ciudad del país y la más afectada por los disturbios.

Las protestas del lunes se tornaron violentas en Cali. La ciudad de 2,2 millones de habitantes está militarizada desde el viernes por orden del gobierno. Manifestantes aseguran que la fuerza pública abrió fuego contra civiles.

Lee: El presidente de Colombia saca a los militares a las calles para frenar protestas que rechazan reforma tributaria

Según Amnistía Internacional, al 3 de mayo, organizaciones de la sociedad civil denunciaron 26 muertos a consecuencia de la represión de la policía y 761 detenciones arbitrarias.

También reportaron 142 víctimas de malos tratos, nueve víctimas de violencia sexual y 56 de denuncias de personas desaparecidas en el contexto de las manifestaciones.

A esto se suman denuncias de ataques contra periodistas, entre los que se destacan actos de violencia física, detenciones arbitrarias y eliminación de material periodístico.

Gobierno impopular

Aunque el presidente colombiano, el conservador Iván Duque, retiró la reforma tributaria y el ministro de Hacienda renunció, la gente sigue protestando para exigir “mejores condiciones de vida para la ciudadanía”, dijo a la AFP Yonny Rojas, líder de las manifestaciones en Siloé, un barrio de Cali.

Duque enfrenta inéditas protestas en las calles desde que subió al poder en 2018.

Te puede interesar: En fotos | Masivas protestas contra reforma tributaria en Colombia

Sindicatos, indígenas, organizaciones civiles, estudiantes entre otros sectores inconformes exigen un cambio de rumbo a su gobierno que roza una popularidad del 33%

El ministerio de Defensa desplegó 47,500 uniformados en todo el país. Solo en Cali hay 700 soldados, 500 hombres de la fuerza antidisturbios (Esmad), 1,800 policías y dos helicópteros adicionales.

Con información de AFP y Amnistía Internacional.