Concurso sin remuneración para músicos es para estudiantes

·5  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 25 (EL UNIVERSAL).- Tras las críticas que la comunidad musical lanzó en contra de la convocatoria del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBAL) para realizar la orquestación de la obra de piano "Noche de la Independencia" de la compositora Concepción Manrique de Lara y Ramos, a cambio de un diploma y de la ejecución de la pieza a cargo de la Orquesta de Cámara de Bellas Artes, la dependencia informó que el concurso "forma parte de un ejercicio de formación académica y vinculación pedagógica" y está dirigido "exclusivamente a estudiantes" y egresados del ciclo escolar 2019-2020 de este año.

El INBAL, a través de la Subdirección General de Educación e Investigación Artísticas (SGEIA), recalcó que la convocatoria "está enmarcada en el ámbito educativo con la finalidad de proporcionar a estudiantes interesados, cuyo rango de edad abarca principalmente a la comunidad estudiantil entre los 17 a los 24 años, una opción complementaria de su actividad formativa, la cual no está enfocada al ámbito profesional ni busca precarizar de forma alguna la actividad artística en la música".

"Este certamen fue una iniciativa de las autoridades directivas del Cenidim y las escuelas de música del Instituto, en colaboración con la Dirección Artística de la Orquesta, que da continuidad al concurso ya celebrado con anterioridad, toda vez que crea un puente hacia la profesionalización. En este caso se determinó visibilizar la obra de Concepción Manrique de Lara y Ramos (1895-1962), compositora mexicana, cuya obra no ha sido explorada", explican en el comunicado.

El objetivo, agregan las autoridades culturales y educativas, "es propiciar un espacio para que el ganador o ganadora pueda aplicar de manera práctica lo aprendido en sus centros educativos y obtengan, a su vez, la edición de partichelas por parte del Cenidim y la ejecución de la orquestación con una agrupación musical profesional, así como una primera grabación".

En el documento, citan a Ludwig Carrasco, titular de la OCB: "Este tipo de estímulos se realizan en muchas instituciones educativas de música, no solo en México, sino de otros países como parte de programas pedagógicos para la interpretación de obras seleccionadas por concurso interno, en el que pone en juego los conocimientos y habilidades creativas, sin que exista de por medio un pago económico para quienes participan".

Y añade: "En algunos países europeos incluso se suele cobrar al estudiantado una cuota de participación en el concurso. No es el caso en México, donde las condiciones de los estudiantes no son las mismas. El concurso está concebido como un puente de profesionalización. Para muchos estudiantes esta será la primera oportunidad para ser interpretado".

El INBAL también refiere que en 2020 fueron emitidas dos convocatorias en el marco de la conmemoración por el centenario de natalicio de la heroína de la Independencia de México, Leona Vicario, cuyas bases son las mismas en la edición 2021, en las que se ofrece como estímulo la edición, publicación, difusión y ejecución de la orquestación ganadora por la Orquesta de Cámara de Bellas Artes.

Y advierten que sigue abierta una convocatoria de composición de obra para orquesta sinfónica sobre los 200 años de la Independencia de México, una obra para coro mixto y ensamble de percusiones conmemorativa por los 500 años de la caída de México Tenochtitlan, además de una obra para orquesta de cámara para ambas celebraciones, siendo el estímulo económico de 100 mil pesos en el caso de la primera y de 80 mil pesos en el caso de la segunda.

"Entendemos y compartimos la preocupación de las comunidades de la música que han expresado un posible riesgo de precarización del trabajo musical, que es totalmente ajena al espíritu con la que trabaja el Instituto", finaliza el documento.

En las bases del concurso se especifica que está dirigido a estudiantes de escuelas de música de nivel superior en México, además de los egresados del ciclo escolar 2019-2020 en adelante.

También señala que las propuestas participantes deberán ajustarse a la plantilla orquestal de la OCBA: seis violines primeros, seis violines segundos, cuatro violas, cuatro violonchelos y dos contrabajos. 2.6.1. Como máximo, se podrán añadir una flauta, un oboe, un clarinete, un fagot, un corno francés, timbales, un arpa y un teclado (piano, clavecín u órgano).

De acuerdo con las bases habrá un primer lugar y hasta dos menciones honoríficas. El premio para el primer lugar consistirá en la edición y publicación de la orquestación (partitura y partichelas) en la colección Ediciones Cenidim–Música, un diploma de reconocimiento por el lugar obtenido y la ejecución de la orquestación por la OCBA.

La premiación se llevará a cabo durante un que se llevará a cabo en septiembre de 2021. Además, los organizadores advierten que en caso de que el ganador o ganadora sea del interior de la República, los gastos de traslado y viáticos correrán por su cuenta.

En redes sociales los músicos reaccionaron a las bases de la convocatoria con distintos comentarios, algunos con molestia, otros en tono de burla. Sólo en la página de Facebook del Cenidim hay casi 300 comentarios.

"Por favor. No regalen su trabajo. Por unos pagan todos. Sí alguien accede a regalar una pieza, el gobierno sabe que podrá seguir succionando el trabajo de los artistas sin remunerarlos económicamente", escribió un usuario en redes sociales.

En la publicación en Facebook de la convocatoria, así como de la respuesta institucional a las críticas, los comentarios fueron cerrados por los administradores.