Concluyen rehabilitación del Ángel de la Independencia

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 14 (EL UNIVERSAL).- La Secretaría de Obras y Servicios de la Ciudad de México (Sobse) informó que tras dos años, concluyeron los trabajos de restauración de la columna del Ángel de la Independencia, el cual resultó dañado como consecuencia del sismo de septiembre 2017.

El titular de la Sobse, Jesús Esteva Medina, indicó que se realizó un diagnóstico en la columna del Monumento al Ángel de la Independencia en donde se detectaron grietas en el recubrimiento de piedra y desajustes en los sillares y piezas de cantera, así como daños en la camisa de acero del interior de la columna.

Por lo anterior, con una inversión de 22.4 millones de pesos, se realizaron trabajos de refuerzo estructural y posteriormente de la rehabilitación de las piezas de cantera dañadas, así como limpieza, rehabilitación de escalones y reemplazo de iluminación.

¿Cómo lo arreglaron?

Las actividades consistieron en la instalación de un andamiaje de 42 m de altura alrededor del monumento y un anillo de soporte para fijar la columna a partir de tensores; se colocaron 100 puntos de control a la altura del obelisco y en cantera para monitorear los movimientos o posibles deformaciones durante la intervención de reforzamiento.

Expuso que la columna se compone de 78 placas de acero de las cuales 16 estaban dañadas y, por consiguiente, fueron sustituidas por placas de acero.

Por su parte, el procedimiento constructivo consistió en el corte de placas dañadas, la apertura de cala para revisión de conexiones y barras para sustituirlas, intercalarlas y soldarlas. Se hizo el colado de sección y anclaje de las nuevas placas, se instalaron los pernos de cortante, la soldadura de uniones de placas y el relleno con lechada fluida.

En la parte exterior de la columna se determinaron las zonas que presentaban mayores daños, tales como grietas en recubrimiento de piedra, desajustes en los sillares, deterioro en las piezas de cantera, o bien, el cambio total del fragmento desgastado. Por ello, se instaló un andamiaje multidireccional de 45 metros de altura alrededor del monumento con el objetivo de que los trabajadores abarcaran todas las áreas bajo estrictas medidas de seguridad.

Después, se eliminaron depósitos de suciedad en la superficie del fuste de la columna con removedor de grafiti y agua; una vez retirado el material sobrante, inició la liberación de resanes en mal estado por medios manuales (martillo de bola y cincel) o mecánicos. De manera simultánea, se realizó la inyección lechada fluida a presión en grietas y juntas, método que sirve para rellenar huecos entre la perforación y la armadura de la columna para producir la densificación y rigidez necesaria.

Retiro de pintas costó 2 mdp

Destacó que el costo de los trabajos para retirar las pintas fue de 2 millones de pesos.

Esteva Medina indicó que para concluir las obras, se realizó el remoldeo en piezas de cantera con pérdida parcial o total de elementos decorativos; primero se realizaron barrenos o perforaciones para colocar pernos de cobre con resina haciendo un entramado de alambre de cobre para la fijación de material y la superficie que va a recibir el moldeo.

Después, se aplicó una pasta a base de polvo de cantera, cemento blanco y resinas sintéticas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.