“Concentración letal”: rompió el récord de alcohol en sangre al volante y los expertos alertan por los efectos ocultos

·5  min de lectura
Un joven de Neuquén el fin de semana alcanzó un número récord en la cantidad de alcohol en sangre: 5,79 gramos por litro de sangre (imagen ilustrativa)
Un joven de Neuquén el fin de semana alcanzó un número récord en la cantidad de alcohol en sangre: 5,79 gramos por litro de sangre (imagen ilustrativa)

Un automovilista de Neuquén batió el récord mundial de alcoholemia luego de que el test le diera un resultado positivo de 5,79 gramos de alcohol por litro de sangre. Una marca muy lamentable, que el joven neuquino reveló tras despistarse con su vehículo y terminar metido en una zanja en la localidad de Plottier en la madrugada del domingo.

Compró un container por 500 dólares en una subasta y descubrió en su interior una suma millonaria en efectivo

El caso abre algunas cuestiones sobre los efectos que produce semejante cantidad de alcohol en el organismo, y también sobre lo que significa, a nivel de seguridad vial, que pueda ocurrir un hecho así. Mucho más si se tiene en cuenta que el anterior récord de alcoholemia también sucedió en la Argentina, cuando un joven chocó contra un poste en marzo pasado en la localidad de Necochea y el resultado del test fue de 5,5 gramos de alcohol en sangre.

Más de cinco gramos de alcohol en sangre es una concentración letal. Con más de cuatro, ya la persona debería estar en coma”, explica para LA NACION el médico Carlos Damin, Jefe de Toxicología del Hospital Fernández y docente de la Facultad de Medicina de la UBA. “Claro que también depende de la edad de la persona, de los antecedentes de consumo y si ingirió o no alimentos con el alcohol”, agrega.

Un hombre en estado de ebriedad cayó con su auto en un canal, tenía lo máximo que marca el alcoholímetro en sangre, sucedió en Neuquén
Policía


Un hombre en estado de ebriedad cayó con su auto en un canal, tenía lo máximo que marca el alcoholímetro en sangre, sucedió en Neuquén (Policía/)

Otra de las razones por las que una persona puede seguir consciente aún con tal concentración de alcohol en sangre, explica el médico toxicólogo, tiene que ver “con el consumo de alguna otra sustancia”. “Puede ser un estimulante como la cocaína, o algo que se contraponga al efecto del alcohol, que es un depresor. Puede que haya consumido un estimulante que entonces le permite tener una concentración muy alta del alcohol sin estar en coma”.

Con respecto a la capacidad de manejar un vehículo de una persona que ha consumido tanto alcohol y en especial, a su capacidad de reacción, Damín es claro: “El estado de los reflejos está absolutamente debilitado, se ven alterados, disminuidos. Con esa concentración, los reflejos están prácticamente nulos, no tiene. Y tampoco se tiene ninguna noción del espacio”.

Pronóstico del tiempo en CABA: así estará la semana del 9 al 15 de mayo

En términos de seguridad vial, y lo que representa tener un récord en alcoholemia -dos, en realidad-, Viviam Perrone, Secretaria de la Asociación Civil Madres del Dolor, cuenta a LA NACION su sensación al enterarse del caso del joven neuquino. “Cuando vi la noticia pensé: ‘No puede ser que en la Argentina somos primeros por esto’. No lo somos por una buena campaña, por controles, por una nueva ley sobre el tránsito en el Congreso. No, es por la cantidad de alcohol que tenía en sangre un joven”.

En marzo, otro conductor argentino había batido el récord de alcoholemia a nivel mundial: 5,5 gramos de alcohol por litro de sangre
Twitter


En marzo, otro conductor argentino había batido el récord de alcoholemia a nivel mundial: 5,5 gramos de alcohol por litro de sangre (Twitter/)

El alcohol cero y la necesidad de controles

Madres del Dolor es una entidad que brinda apoyo y asesoramiento en la búsqueda de justicia para víctimas de casos de violencia ciudadana, que incluyen hechos viales. Perrone es la mamá de Kevin Sedano, un joven de 14 años que fue atropellado y abandonado por Eduardo Sukiassian el 1 de mayo de 2002 y que murió en el hospital una semana después.

Desde ese lugar, ella analiza el triste récord que marcó este domingo el automovilista de Neuquén, aunque en este caso, por fortuna, no terminó en tragedia. “Ayer se cumplieron 20 años de la muerte de mi hijo -cuenta-, repintamos su estrellita, y pensé: ‘¿Qué se logró en todos estos años?’, porque no dejo ni un día de mi vida a dedicarme a todo lo que se puede hacer para que otras familias no tengan estas pérdidas irreparables, pero las muertes viales siguen siendo la primera causa de muertes en la Argentina, y son todos hechos prevenibles y evitables. Mi hijo podría estar vivo si Sukiassian no hubiera ido al doble de la velocidad, hubiera respetado el semáforo, se hubiera quedado en el lugar. Entonces, como son casos prevenibles, hagamos algo por prevenirlos”.

Para evitar este tipo de situaciones en las que los conductores manejan claramente intoxicados con alcohol, Perrone cuenta en qué trabajan desde Las Madres del dolor: “Estamos luchando por alcohol cero en el Congreso de la Nación, y los diputados no tratan los ocho proyectos que hay en comisión. Y estamos pidiendo también la reducción de velocidad en las calles, como dice la OMS, que pide 30 kilómetros por hora en lugar de 40 como es ahora, y tampoco se trata”.

Hasta cuándo hay tiempo para completar el censo digital

A continuación, la secretaria de Madres del Dolor señala que algunos municipios comenzaron a implementar los 30 kilómetros en algunos sectores, como ocurre en San Isidro, o Vicente López, pero luego remarca también algo que falta y que es fundamental para que no haya casos como el del fin de semana. “Lo que reclamamos es controles, porque de nada sirve tener estas leyes, esta reglamentación si nadie sale a controlar. Así que vuelvo a decir que me causa mucha tristeza que la Argentina sobresalga por estos hechos terribles y que sigan faltando campañas, controles y legislación”.

La Defensoría presentó nuevamente un proyecto de ley de "alcohol cero".
Defensoría del Pueblo de la ciudad de Buenos Aires


Para Viviam Perrone, de Madres del Dolor y el Jefe de Toxicología del Hospital Fernández, Carlos Damin, es necesario sancionar la ley de "alcohol cero" para evitar situaciones como la del fin de semana, en que un automovilista superó el récord mundial de alcoholemia (Defensoría del Pueblo de la ciudad de Buenos Aires/)

El doctor Damin coincide con Perrone en la necesidad de que se modifique la ley con relación al alcohol al volante y asegura que el hecho de que los dos últimos récord mundiales de alcoholemia sean argentinos “es una alarma a nivel salud pública”. “Por eso estoy convencido de que necesitamos una ley de alcohol cero al volante, para que uno tome conciencia de que cuando maneja no puede tener nada de alcohol”, señala.

“Y en este caso (del joven neuquino) la sanción debería ser ejemplificadora, debería caer todo el castigo sobre alguien que tiene esta concentración, en cuanto a que no pueda manejar y a que tenga consecuencias sociales. Por eso, yo creo que el camino es el alcohol cero al volante”, concluye Damin.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.