Un concejal español dejó prendida la cámara en una sesión a distancia, se duchó y podría renunciar

·2  min de lectura

Con algo menos de 52.000 habitantes, Torrelavega es un municipio al norte de España, ubicado sobre el Golfo de Vizcaya. Como consecuencia de la pandemia de coronavirus, las sesiones del ayuntamiento dejaron de ser presenciales y fueron reemplazadas por videollamadas. En ese contexto, el concejal y también secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) local, Bernardo Bustillo, dejó encendida la cámara mientras se duchaba. A raíz de la viralización de hecho, el edil ha puesto su renuncia a disposición.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.