Conceden prisión domiciliaria al fundador del Cártel de Guadalajara en México

·2  min de lectura

Este lunes, un juez concedió la prisión domiciliaria a Miguel Ángel Félix Gallardo alias “El Jefe de Jefes”, fundador del extinto Cártel de Guadalajara, quien permanecía recluido desde 1989 en el penal de Puente Grande, en el estado de Jalisco.

El excapo de las drogas purgaba una condena en una prisión de máxima seguridad, acusado por el asesinato del exagente de la Agencia Antidrogas de EE.UU, Enrique Camarena Salazar, “El Kiki”; además de ser señalado por delitos de narcotráfico.

En enero de 2022, los abogados de “El Jefe de Jefes” impugnaron una sentencia que rechazó ampararlo contra el pago reparatorio de más de 20 millones de pesos –más de un millón de dólares– a las familias del agente Camarena Salazar.

Cabe mencionar que, durante la década de los ochenta, una ola de narcotraficantes era encabezada por Roberto Moreno, Rafael Caro Quintero, Ernesto Fonseca Carrillo “Don Neto”, Miguel Ángel Félix Gallardo “El Jefe de Jefes”, Ismael “El Mayo” Zambada; y el sobrino de Áviles Pérez, Joaquín Guzmán Loera “El Chapo”, entre otros.

En aquellos años, el negocio de las drogas comenzaba a dar frutos, presuntamente con la venia del Gobierno de México, quien mantenía una ‘pax narca’ y sometía a las organizaciones criminales a su antojo y de acuerdo a sus intereses políticos. Hasta ese momento, el Poder Ejecutivo Federal regía sobre los nacientes cárteles de la droga, en específico, del Cártel de Guadalajara.

Un capo con marca propia

El narcotraficante mexicano y fundador del entonces Cártel de Guadalajara recibió una concesión por parte del IMPI (Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial) para explotar su nombre y comercializarlo por 10 años en diversas mercancías.

De acuerdo con el expediente del IMPI, Félix Gallardo podrá crear productos y/o mercancías con su nombre para la venta al público, tales como joyas, bebidas alcohólicas, calzado, relojes, sombreros, pulques, amuletos, prendas de vestir, libros, artículos de oficina, entre muchos más.

La solicitud detalla que existe una carta poder a nombre del apoderado legal del exnarcotraficante mexicano, Abraham Rincón Ramírez, firmada el pasado 27 de mayo de 2019. Este documento concede al abogado un “poder amplio” para gestionar la defensa de los derechos de propiedad intelectual de Félix Gallardo.

“Miguel Félix Gallardo, mexicano, mayor de edad, otorgo poder amplio y cumplido y bastante a favor del C. Abraham Rincón Ramírez, para que en nombre y representación lleve a cabo tantas y cuantas gestiones necesarias, ante cualquier autoridad en materia de propiedad industrial, para presentar y tramitar ante las autoridades competentes, las solicitudes nacionales de registro de patentes, modelos industriales, marcas, avisos comerciales y cualquier otra figura jurídica de protección de derechos de propienda industrial establecida en las leyes, reglamento y tratados nacionales e internacionales”, refiere el documento.