Conacyt desembolsa 13.4mdp para comedor de trabajadores

CIUDAD DE MÉXICO, enero 4 (EL UNIVERSAL).- El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) desembolsó 13.4 millones de pesos por el servicio para este año de un comedor para trabajadores, en donde destaca la obligación de servir alimentos libres de transgénicos, como tlacoyos.

En el fallo del expediente C-13/2023 DRMSG se indica que la empresa Comercializadora, Banquetes y Servicios Rico SA de CV, ganó la licitación para este servicio que inició esta semana y que durará hasta el 31 de diciembre de este año.

Algunos de los alimentos y platillos que se deberán servir a los trabajadores del Conacyt son tortillas de maíz nixtamalizado criollo y tlacoyos de productos campesinos sin transgénicos y sin glifosato; galletas sin azúcar y de preferencia sin gluten o de granos enteros y semillas, así como sopas de pasta de maíz y una vez al mes sopa aguada o seca de pasta de trigo orgánica.

Se advierte que en este servicio estará prohibido el uso de unicel o plástico.

El pasado 6 de diciembre, María Elena Álvarez-Buylla, directora general del Conacyt, justificó el pago para este servicio de comedor, pues aseguró que se busca cuidar la salud de los trabajadores, así como el medio ambiente.

En entrevista con medios, la titular de Conacyt señaló que otro de los objetivos que busca este comedor, el cual se ha impulsado desde el inicio del actual gobierno, es promover la producción de alimentos sustentables por parte de productores campesinas cercanas a la Ciudad de México.

Manifestó que este "Comedor Agroecológico" es un modelo a seguir porque debe de ser prioritario para cualquier servidor público de cuidar la salud de quienes colaboran con ellos.

"Se me hace raro que haya críticas a que una instancia de gobierno como el Conacyt quiera cuidar la salud de sus trabajadores. Esa es la intención y la finalidad de este modelo de comedor que podría llamarse 'comedor agroecológico'.

"También que cuida, que promueve la producción de alimentos sanos, sustentables por parte de los productores en las cercanías de Ciudad de México. Entonces fortalece a las comunidades campesinas productoras de alimentos saludables sin destruir el medio ambiente y cuida la salud de nuestros trabajadores. Esa es la finalidad y lo seguimos promoviendo y creemos y estamos convencidos que es un modelo a seguir porque debe de ser prioritario para cualquier servidor público de cuidar la salud de quienes colaboran con nosotros", dijo.