Conacyt no acreditó que sean orgánicos alimentos de su restaurante

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 21 (EL UNIVERSAL).- En su Informe General Ejecutivo de la Cuenta Pública 2019, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) llevó a cabo una evaluación del ejercicio de recursos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, y entre otras investigaciones y procedimientos, emitió una Promoción de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria con relación al caso del restaurante contratado con Pigudi Gastronómico S.A. de C.V.

En 2019, EL UNIVERSAL dio cuenta de un contrato millonario entre Conacyt y Pigudi Gastronómico, por más de 15 millones de pesos, que distaba de las políticas de austeridad anunciadas por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Los requerimientos de la ASF, cuyo informe se publicó el sábado, apuntan a que se investigue a los servidores públicos que solicitaron y autorizaron la reducción de los plazos en lo concerniente a la licitación pública donde Pigudi fue el único que concursó.

En el informe se lee que se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal por un monto de 8 millones 367 mil pesos al haberse comprobado que el Conacyt pagó recursos públicos federales a la persona moral Pigudi Gastronómico, S.A. de C.V., por servicios pactados en el contrato abierto de prestación del servicio de comedor institucional sin que el Conacyt ni Pigudi "presentaran la documentación justificativa y comprobatoria", con la cual se acreditara la ejecución de los servicios que ampara el contrato.

"La justificación de la reducción de plazos para llevar a cabo la Licitación Pública Nacional Electrónica, realizada por el Conacyt, no contó con la argumentación prevista en el artículo 32, párrafos segundo y tercero de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público (LAASSP) y 43, párrafo primero, de su Reglamento; además de que el Conacyt no presentó documentación justificativa y comprobatoria para solicitar y autorizar la reducción de plazos de la licitación". La ASF señala que Conacyt no proporcionó documentación que acreditara que los productos utilizados fueran "de origen orgánicos y/o de campesinos agroecológicos, sin tóxicos", como se especificaba en el "Servicio de Alimentación de Personal de Conacyt".

Se lee en el documento que "el Conacyt no proporcionó a la ASF la documentación justificativa y comprobatoria que acreditara que los productos utilizados para la realización de los platillos, fueron de origen orgánicos y/o de campesinos agroecológicos sin tóxicos, así como la evidencia del listado elaborado por la empresa Pigudi Gastronómico, S.A. de C.V., de sus proveedores, con el cual permitiría al Conacyt, verificar las especificaciones del origen de los alimentos".

Más adelante se refiere a incumplimiento en comprobación de una serie de rubros como: reporte de control diario de asistencia de los trabajadores de la empresa Pigudi Gastronómico, bitácoras de fumigación quincenal para las áreas de cocina, comedor, plafones, bodegas, basureros y perímetros exteriores del comedor, póliza de responsabilidad civil, bitácora en la que se anotaría el estado del servicio, alimentos e higiene y el listado de proveedores para verificar las especificaciones del origen de los alimentos establecidas en el contrato; y que no se proporcionó la documentación que acreditara que los productos utilizados para la realización de los platillos fueran de origen orgánicos y/o de campesinos agroecológicos sin tóxicos.