Comunidades judías argentinas reiteran la responsabilidad de Irán en los atentados

·3  min de lectura

Buenos Aires, 25 jul (EFE).- Las principales organizaciones de comunidades judías en Argentina reiteraron este lunes que Irán tiene responsabilidad en los atentados terroristas que se cometieron en Buenos Aires en la década de 1990, que según la Justicia argentina fueron cometidos por el país persa y la organización Hezbolá.

La Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) indicaron, en un comunicado conjunto, que las investigaciones judiciales acreditan la activa participación de la república islámica en el atentado de 1994.

“AMIA y DAIA ponen de manifiesto y recuerdan que la causa judicial que se lleva adelante en nuestro país por el atentado terrorista perpetrado el 18 de julio de 1994 contra la sede de la calle Pasteur 633, determinó la responsabilidad de Irán, de exfuncionarios de ese país y de Hezbolá en el planeamiento y en la ejecución de la masacre, que dejó el doloroso saldo de 85 personas asesinadas y más de 300 heridas”, aseguraron en el documento.

La semana pasada, una publicación del diario The New York Times, puso de manifiesto la autoría de los atentados al citar una investigación interna del Mossad -servicio secreto de Israel-, en la cual se afirmó que Irán no estuvo vinculado con los atentados terroristas de Hezbolá en la década de 1990 contra la AMIA y la Embajada de Israel en Argentina.

“El expediente judicial acredita múltiples pruebas y contiene numerosas evidencias que, derivadas y constatadas a través de diversas fuentes, permitieron establecer el rol de Irán y su activa participación en la decisión, organización y financiamiento del ataque terrorista, del que ya se cumplieron 28 años”, agregaron las organizaciones judías.

Según el diario estadounidense, los atentados fueron llevados a cabo por una unidad secreta de la organización terrorista, cuyos operativos no estaban vinculados a Irán y no tuvieron la colaboración de ciudadanos argentinos.

El artículo también detalló que los materiales necesarios para fabricar los explosivos entraron de forma ilegal a Argentina escondidos en botellas de jabón y cajas de bombones.

“Más allá de informes de inteligencia y publicaciones periodísticas que puedan trascender, cabe reiterar que la causa judicial tramitada en la Argentina siempre sostuvo que el atentado contra la sede de AMIA fue ejecutado por miembros de Hezbolá, brazo armado y ejecutor de Irán”, marcaron en el comunicado.

Israel, Argentina y Estados Unidos siempre han defendido que Irán estuvo implicado sobre el terreno con los atentados, algo que el informe del Mossad desmiente.

El primer ataque en suelo argentino sucedió el 17 de marzo de 1992, donde 22 personas fallecieron y 242 resultaron heridas en 1992, producto de una explosión frente a la embajada de Israel en Buenos Aires.

“Ya sea por interés o por desconocimiento, intentar hacer diferenciaciones entre Irán y Hezbolá solo lleva a provocar confusión en la opinión pública. No hay dudas de que ambos forman parte de la misma matriz terrorista”, sentenciaron AMIA y DAIA.

Por otra parte, desde las asociaciones israelitas advirtieron que los extractos del informe no fueron agregados al expediente judicial y no modifican la causa.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.