Comunidades indígenas firman tregua y mina Las Bambas de Perú retomará la operación

·2  min de lectura
Foto de archivo. Una comunidad indígena peruana exige la devolución de sus tierras ancestrales, en el sitio de una de las minas de cobre más grandes del país, propiedad de la firma china MMG.

LIMA, 9 jun (Reuters) -Comunidades peruanas en conflicto con la mina de cobre Las Bambas acordaron el jueves suspender temporalmente su protesta para "garantizar" el reinicio de la operación del yacimiento, paralizado desde hace 50 días y que representa el 1% de producto interno bruto del país.

La tregua de 30 días permitirá a las partes instalar una mesa de diálogo que comenzará el 15 de junio, según un acta firmada por representantes de las comunidades, el Gobierno y la empresa reunidos en una localidad andina.

Perú es el segundo productor mundial de cobre y Las Bambas, de propiedad de la china MMG Ltd, es uno de los mayores productores mundiales del metal rojo.

Las Bambas buscará reiniciar de inmediato su producción, pero ejecutivos advirtieron que llegar a la capacidad máxima tomará días después de una larga suspensión.

La tregua fue aceptada por el representante de Las Bambas, Jing Ivo Zhao, quien se comprometió a no iniciar la construcción del tajo Chalcobamba durante la pausa del conflicto social.

El ministro de Justicia, Félix Chero, dijo en la cita que el Gobierno por su parte se compromete a levantar desde el viernes el estado de emergencia en la zona de Las Bambas, una medida que suspendió las libertades civiles como el derecho de reunión y protesta, y que estaba vigente desde el 27 de abril.

La protesta, iniciada por las comunidades de Fuerabamba y Huancuire, había creado la peor crisis hasta ahora para Las Bambas, conocida por sus recurrentes conflictos sociales.

Las dos comunidades ingresaron a la mina y se instalaron adentro a mediados de abril, lo que obligó a Las Bambas a frenar su operación. Si bien Fuerabamba fue desalojada después, Huancuire permaneció en la propiedad hasta ahora.

Dirigentes de Fuerabamba y Huancuire dijeron en la reunión realizada en la localidad de Cotabambas que estaban dispuestos a la tregua a cambio de ronda de conversaciones que durarán hasta el 15 de julio. Edison Vargas, líder de Fuerabamba, dijo que si después de las conversaciones no se soluciona sus demandan, las comunidades podrían reiniciar sus protestas.

Las comunidades alegan que Las Bambas tiene compromisos pendientes con ellas. En la reunión, los líderes comunitarios también exigieron puestos de trabajo para los comuneros y la reorganización de los altos ejecutivos de la mina, a quienes culpan de generar conflictos sociales.

La protesta y el cierre de la mina de cobre habían causado un problema importante para el presidente izquierdista Pedro Castillo, quien está bajo presión para hacer crecer la economía y había estado luchando durante semanas para negociar un acuerdo en busca de solucionar el conflicto.

(Reporte de Marco Aquino y Marcelo Rochabrun, Editado por Manuel Farías)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.