Madrid pide que se puedan hacer test de antígenos en farmacias y el Gobierno un plan detallado

Por Emma Pinedo y Inti Landauro
·3  min de lectura
Un trabajador sanitarios lleva a cabo un test rápido de antígenos en Alpedrete
Un trabajador sanitarios lleva a cabo un test rápido de antígenos en Alpedrete

Por Emma Pinedo y Inti Landauro

MADRID, 18 nov (Reuters) - La Comunidad de Madrid está presionando al Gobierno español para que permita a las farmacias llevar a cabo test de antígenos de COVID-19 a gran escala, avivando un debate público sobre la eficiencia de las pruebas rápidas.

La Comisión Europea recomendó el miércoles el uso de pruebas de antígenos sobre todo en personas que ya muestran síntomas, recordando que estas se consideran menos precisas para detectar el virus en casos asintomáticos.

Los test de antígenos, a diferencia de las pruebas estándar de PCR (reacción en cadena de la polimerasa), pueden ofrecer resultados en unos pocos minutos, en lugar de días. Mientras que estas últimas detectan material genético en el virus, las pruebas de antígenos detectan proteínas en la superficie del virus, aunque ambas están pensadas para detectar infecciones activas.

A juicio del gobierno conservador de Madrid, que a menudo se ha enfrentado al Gobierno central de izquierdas en cuanto a la mejor manera de hacer frente a la pandemia en una de las regiones más afectadas de España, la rapidez hace de las pruebas de antígenos una herramienta clave.

"Cada día que pasa sin que el Gobierno de España autorice a utilizar las farmacias como canales (para realizar test de antígenos) es un día que perdemos frente a la pandemia", dijo el miércoles en una conferencia de prensa el vicepresidente de la región, Ignacio Aguado, del grupo de centroderecha Ciudadanos.

"Si no somos capaces de llegar a todos los madrileños antes de Navidad, habrá que preguntarle al ministro de Sanidad, Salvador Illa, por qué".

Este último respondió en rueda de prensa más tarde el miércoles que ha pedido a las regiones que quieran hacer este tipo de pruebas en farmacias que presenten un plan de ejecución detallado, avisando que la Comisión Europea recomienda que estén realizadas por personal cualificado.

El máximo responsable de emergencias sanitarias de España, Fernando Simón, dijo esta semana que la petición de la Comunidad de Madrid planteaba numerosos problemas, incluyendo dudas sobre la eficacia de los test y cuestiones legales.

"No podemos pensar que una persona con síntomas se vaya a una farmacia y se haga la prueba", dijo Simón el lunes. "Las farmacias (...) tienen el riesgo de que su propio personal se pueda infectar y perder a sus trabajadores", añadió sobre una petición que ha encontrado una oposición frontal en el sector de enfermería.

La región de Madrid ha comprado 5 millones de test de antígenos a Abbott Laboratories y hasta ahora ha utilizado 730.000, la mayoría en pruebas a gran escala en áreas con altas tasas de coronavirus, mientras que el resto se ha destinado a centros de atención primaria, salas de emergencia de hospitales y residencias de ancianos.

En uno de los distritos más afectados de Madrid, Vallecas, los residentes se mostraron a favor de que las pruebas se realicen en las farmacias, siempre y cuando sean gratuitas o muy baratas.

(Información de Emma Pinedo, Inti Landauro, Marco Trujillo y Jose Elías Rodríguez; escrito por Ingrid Melander; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk; editado en español por Jose Elías Rodríguez)