La comunidad latina de Doral puede ser fundamental para las elecciones de 2022

·5  min de lectura
Jose A. Iglesias/jiglesias@elnuevoherald.com

Con las elecciones de 2022 justo a la vuelta de la esquina, Doral puede emerger como ciudad clave. Esto es en parte por el rápido crecimiento de la ciudad, pero también por su comunidad latina diversa. Al mismo tiempo, la ciudad —como otras comunidades de mayoría hispana en Miami— está en el centro de un cambio ideológico hacia la derecha.

Citando la importancia de las comunidades hispanas en los patrones de votación de Miami-Dade, los expertos han enfatizado la importancia de los votantes latinos (quienes son el 58% de los votantes en Miami) en esta tendencia. Doral, siendo una ciudad con una población de más del 80% hispana, presenta un estudio de caso significativo.

Como la mayoría del condado Miami-Dade, Doral tiene tradición de votar por demócratas en las elecciones nacionales. Pero al igual que el condado, la ciudad ha tendido más a la derecha en los últimos años. En el 2020, por ejemplo, Donald Trump ganó la ciudad con 51.38% (4,459 votos) después de que Hillary Clinton ganó por los demócratas en el 2016. La ciudad en este caso reflejó lo que sucedió a nivel de condado, donde Joe Biden ganó en 2020 con el 53.31% (617,864 votos), un margen más pequeño que con lo que ganó Clinton en 2016 (63.22% y 624,146 votos).

Los posibles factores para este cambio ideológico en curso en las comunidades latinas del Doral son variados e incluyen la política “en casa”, o en los países de donde vienen las comunidades latinas; el efecto de la pandemia; y la incapacidad del partido demócrata para movilizar y organizar suficientemente a los votantes latinos en contiendas clave. Aunque estos factores influyen a las comunidades latinas en todo Miami-Dade, la ciudad de Doral es única en su amplia diversidad de países latinoamericanos representados en su población.

Muchas de las municipales de Miami-Dade tienen una concentración de personas de un país latinoamericano —la mayoría de la población latina de Hialeah, por ejemplo, viene de Cuba. En Doral, dice Darío Moreno, un profesor asociado en la Universidad Internacional de la Florida y experto en la política de Miami, es diferente.

“En Miami-Dade, se ve que lugares como Hialeah, Westchester, y mucho del oeste son básicamente vecindarios cubanoamericanos. Al mismo tiempo, áreas como Brickell, Key Biscayne, y partes de West Kendall tienen una población más sudamericana”, explicó Moreno. Doral, por el otro lado, tiene de todos estos grupos demográficos. Hasta la población votante se divide casi por igual entre cubanos, colombianos, y venezolanos.

En entender cómo van a votar las comunidades latinas en Miami en las elecciones de este año y a largo plazo, dice Moreno, “Doral es importante, porque realmente es una especie de casi experimento para diferentes grupos hispanos”. Un candidato que puede ganar Doral es uno que puede atraer a una amplia gama de votantes latinos con diferentes prioridades —y por lo tanto podría ganar todo Miami.

Eduardo Gamarra, profesor en FIU y director del Foro de Opinión Pública Latina en la universidad, dice que también es importante considerar la diversidad de opiniones en la ciudad. Él cita el hecho de que el representante del distrito del congreso que incluye la ciudad, el republicano Mario Diaz Balart, fue elegido a pesar de que la opinión pública de la ciudad, que Gamarra ha recogido a través de encuestas, muestran una población con tendencias más liberales.

Es en estas situaciones que la política en los países latinoamericanos en donde los votantes de Doral tienen sus raíces se vuelve más importante. En sus investigaciones, por ejemplo, Gamarra ha encontrado que la comunidad colombiana, crucial en las elecciones del Doral, recientemente se han desplazado más a la derecha en su política.

Gamarra dice que el fenómeno se debe en parte al miedo de la presidencia de Gustavo Petro en algunos círculos y la idea entre ciertas comunidades colombianas que los demócratas bajo el presidente Biden no estaban haciendo suficiente en el país. “La política en otros países parece ser un factor muy importante en la política local”, dice.

Al final del día, uno de los factores más importantes para analizar por qué ciudades de mayoría latina como Doral o el condado Miami-Dade es la organización e infraestructura de cada partido político. “La realidad sigue siendo que quien tenga la mejor organización y el mejor financiamiento va a ganar”, dice Gamarra.

Eso significa involucrar la comunidad latina fuera de los meses de elección e invertir en estudios mostrando las prioridades de cada comunidad, pero también significa postular candidatos identificables y efectivos en elecciones locales.

En todo caso, la renovada tendencia hacia la derecha en estas ciudades está lejos de ser permanente. Dario Moreno mira a los ejemplos de la historia cuando dice que cualquier ventaja que los candidatos republicanos o de derecha puedan tener en la ciudad en este momento es inconstante.

“Acuerda que la tendencia [entre las comunidades latinas] al comienzo fue a los republicanos. Y de ahí los republicanos prometieron demasiado…, esto fue hace 40 años, y la gente se desilusionó con ellos”, dice Moreno. “Creo que recientemente la gente se ha desilusionado con los demócratas... Los republicanos tienen una oportunidad aquí para aumentar su mayoría, pero al final del día, tienen que mejorar las cosas para las personas que viven aquí”.

De lo contrario, las tendencias políticas de lugares como Doral podrían revertirse nuevamente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.