Las compras en pandemia: Buenos Aires pagó las ambulancias más caras del país

Mariela Arias
·7  min de lectura
Kicillof y Gollan anunciaron la incorporación de 1.137 residentes a la planta permanente de los hospitales bonaerenses
GPBA

La provincia de Buenos Aires compró ambulancias tres veces más caras que la provincia de Córdoba. Así lo reflejó un relevamiento de las compras públicas en pandemia que analizó las adquisiciones efectuadas por 13 provincias y la ciudad de Buenos Aires. La compra de las ambulancias, como del 92% de las compras realizadas por los gobiernos provinciales en el 2020 se realizaron por contratación directa.

En el marco de las compras COVID-19 que realizó el gobierno de Axel Kicillof, hubo una que acaparó la atención de los expertos que analizaron los datos: la adquisición de 30 ambulancias destinadas a reforzar el Sistema de Atención al Turista durante la temporada 2020-2021 por más de $13 millones por cada unidad. Mientras que Buenos Aires pagó esa cifra, Córdoba, Catamarca o Entre Ríos adquirieron ambulancias de alta complejidad de similares características por cifras que rondan los $4 millones cada unidad.

Consultados por LA NACION sobre la compra concretada el 26 de enero de este año, desde el Ministerio de Salud bonaerense explicaron que la compra se tramitó por medio de una contratación donde hubo concurrencia. Explican que se pidió cotización a más de 60 proveedores de la provincia y afirman que lo pagado estaba dentro de los valores de referencia.

La diferencia de datos surgen a partir de una investigación realizado por Ruido, una red federal de periodistas de la que participó LA NACION, especialistas en datos abiertos y organizaciones de la sociedad civil que investigaron cómo fueron las compras públicas a partir de la elaboración de una base de datos propia nutrida por documentos públicos recabados en portales oficiales y en pedidos de acceso a la información pública presentados en todo el país.

De acuerdo a información publicada en el Boletín Oficial de la provincia, el Ministerio de Salud liderado por Daniel Gollan adquirió ambulancias de alta complejidad a un costo de $13.610.671 cada una, mientras que la provincia de Córdoba pagó $4.046.818 por un rodado de similares características. La investigación analizó los pliegos en donde figura el detalle del equipamiento de esas ambulancias, y los comparó con los de provincias como Córdoba, que pagaron menos de la tercera parte de aquel valor.· La empresa adjudicada ofertó a un precio análogo al que funcionara como valor de referencia ofrecido por la concesionaria Simone (quien no participó de la compulsa).

Fuentes de la cartera bonaerense explicaron que la firma Colcar Merbus fue adjudicada por tener un precio más competitivo que Haedo Automotores que cotizó por un precio de $19.228.560.

De la investigación surge que el equipamiento que aparece en ambos casos –tanto en el de $4 millones como en el de $13 millones– es muy similar. Además de las especificaciones rigurosas para este tipo de vehículo –referentes a chasis, carrocería, refrigeración, etc.– el equipamiento médico también coincide. En los dos pliegos figura con camilla para pacientes, pasamanos, baulera lateral, silla de ruedas, ventilador, cardiodesfibrilador, electrocardiógrafo, oxímetro, monitores, kits variados y varios tubos de oxígeno de diferentes capacidades, entre otros elementos en común.

Los únicos agregados que aparecen solo en el pliego de Buenos Aires están relacionados con un set para quemados (con cuatro sábanas estériles, además de gasas, guantes y otras telas adhesivas) y uno de obstetricia, además de una incubadora y un respirador neonatal, entre otros elementos, en tanto que la compra de ambulancias en Córdoba se realizó en marzo, mientras que la de Buenos Aires fue en noviembre.

El llamado a la contratación directa fue inicialmente por $316.944.900 a la que se presentaron dos oferentes. Colcar Merbus, concesionario de Mercedes Benz, resultó ganador en la compulsa, por $408.320.130, pero el proceso fue impugnado por Automotores Haedo, el otro oferente que, según trascendió, observó el proceso porque el equipamiento técnico no se ajustaba a lo que solicitaba el pliego. La impugnación fue rechazada y la compra se convirtió en la de mayor facturación de las 30 compras relevadas en el informe a partir del rastreo en en el Boletín Oficial.

“Sin conocer en profundidad la contratación de otras jurisdicciones es imposible comparar contrataciones. Sin embargo, sin demasiado trabajo, observamos que una Sprinter usada con 83.000 km es comercializada en un valor de $ 4.200.000, valor superior a la referencia a la que supuestamente contrataron Córdoba, Catamarca o Entre Ríos”, explicaron desde la cartera de Salud bonaerense ante la consulta de LA NACION.

Las fuentes consultadas aseguraron que los organismos de control de la provincia dieron el visto bueno a la contratación incluyendo en este visto bueno el valor. Específicamente la Contaduría General de la Provincia consideró que el precio estaba dentro de los marcos de referencia.

La 30 ambulancias fueron adquiridas con el objeto de reforzar el operativo Servicio de Atención al Turista en 19 distritos turísticos de la provincia, para brindar atención en la urgencia y emergencia y también la contención de pacientes COVID-19 que se presenten en esos destinos. Fuentes municipales de Mar del Plata y Pinamar consultadas por LA NACION afirmaron que, en la temporada de verano, no recibieron nuevas ambulancias.

Qué es Ruido

La investigación “Compras públicas en pandemia: 2020, el año de las contrataciones directas y la falta de transparencia” es la primera de Ruido, una organización que -en alianza con Fundeps, Fopea y Poder Ciudadano– nació con el objeto de “visibilizar temas de interés público relacionados con el manejo de los recursos del Estado, la transparencia administrativa, la corrupción y el acceso a la información”, explican sus autores en la página web donde publicarán sus investigaciones que esperan sean consultadas como insumos para futuras investigaciones.

Las provincias con las se trabajó para esta primera investigación fueron: Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Santa Cruz, Formosa, Entre Ríos, Tucumán, Santa Fe, Santiago del Estero, Chaco, Salta, Catamarca y Tierra del Fuego, además de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de la Nación (en este caso, a partir del monitoreo de Poder Ciudadano). La investigación se construyó a través de relevamientos de portales públicos y pedidos de acceso a la información cuando los datos no estaban visibles o disponibles, conformando una verdadera red que atraviesa todo el país, mas allá de las distancias.

Otras compras

La metodología del relevamiento implicó crear una base de datos en cada una de las provincias e identificar las compras con la mayor minuciosidad posible. A partir de allí, se determinaron cuales fueron los elementos básicos a todas las provincias que se adquirieron durante la pandemia a partir de allí se compararon los precios pagados por las diferentes provincias relevadas.

“En muchos casos no fue posible encontrar precisiones exactas sobre calidades y detalles de cada producto, por lo que la comparación incluye elementos muy dispares. Sin embargo, aporta pistas para seguir indagando y lograr que se difunda mejor esta situación”, explican los autores del informe.

Entre Ríos, por ejemplo, registra el pago más caro de barbijo común: $726 por cada uno (barbijo respirador descartable Libus, según resolución provincial 1185/20). Actualmente, en marzo de 2021, el producto supera los $1.400, por lo que difícilmente se trate de un sobreprecio. En las antípodas se ubica Chaco que pagó solo $3 el barbijo mas barato, sin embargo esta misma provincia pagó el barbijo N95 -el que se encarga de filtrar hasta el 95% de las partículas aéreas- $ 1.950 cada uno, el valor mas alto de los relevados. El monto total de la operación fue de $1.950.000 por 1000 barbijos adquiridos en septiembre y publicado en el portal de compras. Entre Ríos pagó el N95 mas barato a $170.

En el caso del alcohol etílico (96% de pureza), el Ministerio de Salud de Santa Cruz pagó 398 pesos por litro, el más caro del relevamiento, ( compra realizada a través del expediente N° 977.726 donde se especifica que se adquirieron 800 bidones de 5 litros por 1.990 pesos cada uno y fue realizada a partir de la resolución ministerial 925/20). Este caso llama la atención ya que lo mínimo que esta provincia pagó por el litro de ese alcohol fueron 340 pesos, en una compra realizada en el mismo expediente, y se trató de alcohol al 70%. Por este mismo alcohol, Entre Ríos llegó a obtenerlo a 30 pesos el litro.

Colaboraron: Javier Fuego Simondet y Darío Palavecino