¿Compondrá la Legislatura los seguros de propiedad? Hay muchas dudas

·6  min de lectura
Miami Herald file photo

La industria de los seguros de propiedad de la Florida está en crisis, pero las soluciones de la Legislatura aprobadas en un período especial de sesiones y convertidas en ley por el gobernador Ron DeSantis el jueves no están resonando con lo que los habitantes dicen que necesitan de inmediato.

El período especial de sesiones planteó preguntas y concientizó sobre la urgencia de abordar los crecientes costos de los seguros, entre otros temas como la asequibilidad de la vivienda.

Las soluciones no son suficientes, según los agentes inmobiliarios, los habitantes y los abogados especializados en seguros de propiedad. A algunos les preocupa que el cambio inmediato sea un deseo lejano.

La Florida es uno de los lugares más codiciados del país para vivir y ha sido así durante casi dos años, dijo Anthony Askowitz, un agente inmobiliario de Miami. Sin embargo, las inclemencias del tiempo en la Florida con los huracanes, el cambio climático y el aumento del nivel mar crean turbulencia para las tarifas de los seguros y para los propietarios de viviendas.

Los legisladores aprobaron revivir una versión del programa “My Safe Florida Home” como una solución para, con suerte, contener las tarifas de los seguros. El programa fue aprobado el miércoles, pero los legisladores advirtieron que no reduciría las tarifas durante al menos 18 meses.

El programa pudiera proporcionar a los propietarios de viviendas inspecciones gratis y hasta $10,000 para reemplazar puertas, ventanas y techos. Sin embargo, es poco probable que las tarifas se vean afectadas para la mayoría de los floridanos. Los legisladores están dando al programa un 40% menos de dinero que en 2006, cuando el programa tuvo un problemático período de dos años.

Sha’Ron James, asesor de asuntos gubernamentales del despacho de abogados Gunster, dijo que los proyectos de ley del período especial de sesiones dará lugar a una mezcla de reforma. Sin embargo, nada conduciría a un cambio inmediato, y lo que los asegurados necesitan es precisamente eso,dijo.

“Como estado, estamos realmente en una posición difícil”, dijo James. “Nuestro mercado es muy delicado, por lo que es realmente difícil equilibrar las necesidades inmediatas de los asegurados con tener un mercado de seguros saludable”.

¿Qué pasa con las pólizas de Citizens?

James dijo que uno de los asuntos importantes que debería haberse planteado es el de Citizens Property Insurance Co., la agencia estatal conocida como opción de último recurso. Muchos asegurados están descontentos con la cobertura que han obtenido de Citizens, dijo James, y es necesario reducir su número de pólizas para que no se convierta en un pasivo para el Estado.

“Lo lamentable es que no creo que los consumidores deban tener grandes expectativas sobre las reducciones”, dijo James. “Creo que en este período especial de sesiones, el verdadero propósito era estabilizar el mercado, pero no necesariamente reducir las tarifas”.

Citizens Insurance puede ser la única opción para los propietarios de viviendas que sean dados de baja por otra aseguradora o que tengan pólizas con aseguradoras que cierren. El presidente ejecutivo de Citizens, Barry Gilway, dijo que tenía unas 820,000 pólizas hasta mayo y que superará el millón a finales de año.

Juan Velásquez, abogado especializado en reclamaciones de seguros de Miami, dijo que muchos de sus clientes se quejan de que sus primas han subido astronómicamente y no saben dónde podrán conseguir un seguro asequible que no sea el de Citizens. Con la temporada de huracanes que comienza el 1 de junio, la mayoría de sus clientes están preocupados, dijo.

Las compañías de seguros están quebrando, y Velásquez dijo que es una señal de que ya no quieren hacer negocios en la Florida. En última instancia, si nada cambia, las primas seguirán subiendo y habrá muchas ejecuciones hipotecarias, dijo. Además, las soluciones que se han planteado están favoreciendo a las compañías de seguros y limitando los derechos de los asegurados.

“Creo que solo va a ser más estricto, ya que el cabildeo de los seguros tiene mucho poder para cambiar las leyes”, dijo Velásquez. “Me preocupa porque si esta gente no puede encontrar algo con un precio razonable, vas a ver muchas ejecuciones hipotecarias”.

Askowitz dijo que algo tiene que cambiar y argumenta que los asegurados y las compañías de seguros tienen que estar en relaciones mutuamente beneficiosas, donde uno no está ganando significativamente más que el otro.

“En cuanto al cambio, no tenemos otra opción”, dijo Askowitz. “Y antes de que sea demasiado tarde... señalar con el dedo, dentro de 10, 20 o 30 años, a alguien que quizá ni siquiera esté presente. No sirve de nada”.

Desplazados por el precio de la vivienda

Kim Rodstein, agente inmobiliaria de Keller Williams Realty en Miami Beach, ha estado trabajando en la industria cerca de 25 años y dijo que uno de los mayores problemas que ha visto es la gente que está siendo desplazada de sus casas por los precios.

“En cuanto a los seguros de propiedad, cada vez que estos temas se plantean a nivel estatal, y cuando van a estas sesiones, hacen alguna pequeña corrección temporal como: ‘Mira, hemos hecho algo’, pero luego no necesariamente se mantiene”, dijo Rodstein. “Son las personas que se lo pueden permitir las que lo están pagando, y las que no se lo pueden permitir, se ven obligadas a tener que vender o, a buscar otras opciones, lo que no es algo fácil en este momento”.

Las aseguradoras y los legisladores han culpado a las reclamaciones por daños en los tejados que pueden ser fraudulentas de elevar los costos para los propietarios y las compañías de seguros. Algunos techadores sin escrúpulos van de puerta en puerta pidiendo inspeccionar los tejados para ver si hay daños. Luego dicen que se puede sustituir todo el techo, con cargo al seguro del propietario, aunque solo esté dañada una pequeña parte.

Daniel Efraín Argüelles, fabricante y vicepresidente de una empresa de techos, acudió a Tallahassee con motivo del período especial de sesiones para hablar de su experiencia como techador y aportar soluciones que, en su opinión, aportarían ayuda.

La nueva legislación impedirá que las aseguradoras denieguen la cobertura debido a la antigüedad de un techo. Si el techo de un propietario tiene 15 años o más, se exigirá una inspección antes que las aseguradoras puedan negar la cobertura.

Algunos de los legisladores se mostraron visiblemente molestos al hablar de los problemas, pero también de las soluciones que se plantearon, dijo Argüelles. Por el contrario, dijo que los representantes no se mostraron tan dispuestos a escuchar las soluciones como él esperaba.

Argüelles dijo que no cree que ocurran muchos cambios y que en realidad es un círculo vicioso.

“A nadie le gustó dar $2,000 millones a las compañías de seguros para ayudarlas y esperar que sean amables y esperar, posiblemente durante 18 meses para ver el efecto de goteo que va a producir cualquier tipo de descuentos en las primas”, dijo Argüelles.

Los $2,000 millones concedidos a las compañías de seguros son reaseguro, que ayudarían a las aseguradoras a comprar seguros para protegerse del riesgo y la quiebra.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.