Se complica COVID en Cuba; retrocede nueva normalidad

ANDREA RODRÍGUEZ
·3  min de lectura

LA HABANA (AP) — Cuba llegó a los 15.000 casos del nuevo coronavirus, se informó este lunes en medio de un rebrote que disparó los contagios en enero y obligó este fin de semana a comenzar cierres y limitaciones en varias provincias, incluyendo la capital.

La situación de la proliferación del contagio está directamente relacionada con la apertura de los aeropuertos y vuelos regulares a la isla el 15 de noviembre, pese a un protocolo de manejo, reconocieron las autoridades.

“Vamos viendo lo mal que va enero” dijo alarmado el lunes durante una comparecencia en la televisión el director de epidemiología, Francisco Durán. “La situación de Cuba es compleja”, repitió en varias ocasiones.

Durán indicó que para el lunes --con cierre en domingo-- se habían confirmado 15.007 casos y de ellos 153 personas fallecieron.

También se registró la cifra diaria más alta: 431 casos nuevos y se mantienen como activos un récord de 2.802, indicó el experto.

En todo diciembre se produjeron 3.675 contagios --con 10 fallecidos-- y en los 10 días que van de enero se reportaron 2.952 casos --con siete fallecidos--. Sobre el 70% de los casos son contactos directos de viajeros internacionales sean cubanos o extranjeros.

Cuba había logrado un relativo control de la circulación del virus --incluso territorios sin casos en más de 100 días-- con visitas casa por casa, vuelos suspendidos, aislamiento obligatorio en instituciones de salud y paralización de las actividades, que incluyeron un toque de queda en La Habana.

En noviembre se inició una desescalada y una nueva normalidad con la apertura de clases presenciales, circulación de transporte y el reinicio de la atención a población en dependencias públicas, entre otros. Además se permitió el arribo de turistas y cubanos residentes o no aplicándoles un protocolo de test a su llegada y cuarentena de una semana que en algunos casos no se cumplió.

Las provincias ahora más afectadas por el rebrote fueron Guantánamo, La Habana, Matanzas, Santiago, Villa Clara, Artemisa, Mayabeque y Camagüey.

A nivel nacional se dispuso desde la semana pasada una limitación de la cantidad de vuelos y viajeros procedentes países como Estados Unidos, Panamá y México y desde ayer se hizo obligatorio que los pasajeros tuvieron un test negativo antes de embarcar --se mantiene el protocolo de otros dos al arribo--.

Paralelamente se dispuso que cada territorio evaluara su situación y tomara medidas.

Ahora a partir de este lunes se impuso la suspensión de clases y el transporte público en Guantánamo y todas las actividades culturales. En Santiago las aulas permanecerán abiertas pero se paralizarán los centros con riesgo epidemiológico y se prohibió la circulación peatonal desde las siete de la tarde a las cinco de la mañana. También hay restricciones en los lugares de venta de alimentos.

En Matanzas se pidió a los ciudadanos salir solo a lo necesario y por las noches se cerrarán bares y centros nocturnos, y se suspendió el transporte interprovincial. Dado que es una provincia con fuerte presencia de turistas extranjeros, se indicó que los hoteles estarán abiertos pero con capacidad disminuida.

En La Habana se dispuso el cese del transporte público de nueve de la noche a cinco de la mañana, el cese de todos los viajes interprovinciales, a partir de las siete de tarde no podrá hacerse estancia en parques o plazas --pero sí circular-- y se prohibieron las fiestas nocturnas, entre otras medidas.

Paralelamente, las autoridades sanitarias informaron que comenzaron a colocar a viajeros y familiares el producto Nasalferón, de producción nacional. Las gotas producidas por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología incrementa la respuesta antiviral pero no constituye una cura.

_________

Andrea Rodríguez está en Twitter: www.twitter.com/ARodriguezAP