Comparten el sabor de los vinos de Oregon

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 6 (EL UNIVERSAL).- El estado de Oregon, localizado al norte de la costa oeste de Estados Unidos, apenas produce el 1% de los vinos estadounidenses. Sin embargo, y con solo 58 años de existencia, esta región vitivinícola es mundialmente reconocida por la gran calidad de sus vinos elaborados con Pinot Noir, una uva que se produce con éxito en regiones frías y que es típica de la región francesa de Borgoña.

"En el principio, cuando no sabíamos nada de lo que hacíamos, decíamos que queríamos hacer buen vino. Nadie tenía dinero ni experiencia. La única manera en la que podíamos lograr algo era trabajando juntos todos los productores", explica David Adelsheim, fundador de la bodega Adelsheim Vineyards en Newberg, Oregon, una de las bodegas pioneras de la región, fundada en 1971.

"Oregon es una región relativamente nueva, tenemos apenas 58 años de hacer vino. Pero aun así, somos reconocidos por nuestro Pinot Noir en todo el mundo. Es algo increíble", afirma David, quien visitó la Ciudad de México para la primera edición del Grand Tasting de Vinos de Oregon.

David explica que el crecimiento de Oregon como región vitivinícola ha sido un trabajo en equipo entre los productores: ellos comparten sus secretos y prueban los vinos de los demás constantemente para mejorar la calidad de los caldos de esta región fría que, además de Pinot Noir -que son el 70% de sus viñedos plantados-, también se especializa en otras cepas del norte de Europa como Chardonnay y Riesling.

"Tratamos de entender la relación entre la Pinot Noir, el suelo y el clima particular del área porque sí, tenemos muchos Pinot, pero todos son diferentes", señala el bodeguero.

La región de Oregon es fría por su latitud, no por su altitud, además de que cuenta con la influencia fría del Pacífico. Los suelos son nuevos, arcillosos y con piedra volcánica, lo que aporta características únicas a los viñedos que, en promedio, están plantados a 200 metros sobre el nivel del mar.

El agua no es un problema para la región todavía: 1000 milímetros de lluvia caen cada año, lo que hace que la irrigación de los viñedos sea poco socorrida, además de que las precipitaciones son de otoño a invierno, lo que permite una vendimia más fácil.

Con miras a expandir su exportación a México, David explica que los vinos de Oregon son compatibles con la cocina mexicana por varias razones:

"Tienen acidez, elegancia, balance y permiten a la comida mexicana, tanto tradicional como contemporánea, expresarse, porque no son vinos pesados. Esa fue la principal razón por la que podemos tener un futuro aquí. Y es que los chefs y los sommeliers mexicanos les encanta nuestros vinos", concluye el experto.